¿Firmaremos el Acta de defunción del ACTA?

 

Al tratado del ACTA Firmado por España el 26 de enero pasado le están saliendo muchos baches en el camino, primero fue Alemania y luego Polonia, los que se negaron a ratificar el acuerdo, y ahora se han sumado Bulgaria y los Países Bajos, más de 4.000 personas se manifestaron en Sofía hace una semana en contra de la ratificación del tratado por su parlamento. En la Cámara Baja de Holanda, se ha aprobado una moción del Partido de la Izquierda Verde, que recomienda que los Países Bajos, se abstengan de firmar el ACTA.

 

 

Los últimos acontecimientos, puede bloquear la aplicación del tratado, que puede entrar en una etapa en la que dormirá el “sueño de los justos” ya que no será ratificado por la Unión Europea.

 

¿Qué es lo que se esconde detrás de este acuerdo? Como siempre para poder entender un fenómeno social, hay que ver el contexto en el que se da, y claro ese encuadre tiene que ver mucho con el tema financiero, con la distribución de la riqueza en el mundo. En el tratado se trata de proteger las grandes marcas, ya sean de ropa, de electrónica, o de relojes, también la industria discográfica y la cinematográfica, y claro en lo que nos toca a la principal temática de esta página también la editorial.

 

¿Quiénes son los principales países productores de contenidos digitales y de marcas de tecnología? Pues que casualidad precisamente los principales mentores del acuerdo EE.UU. Japón y Corea, en realidad se trata de proteger los intereses de las grandes multinacionales cuyos centros de investigación, están radicados en estos países, mientras que los centros de producción de sus patentes y marcas, se han globalizado y están radicados en China y los países del tercer mundo. El fenómeno de China es muy particular, ya sucedió en Japón hace más de 50 años, lo copiaban todo, lo fabricaban en Japón y luego nos lo vendían más barato en nuestras tiendas, la diferencia es que ahora, son las propias fábricas de occidente las que fabrican en China, aprovechando los salarios de miseria y los horarios interminables de trabajo que llevan a los jóvenes al suicidio provocado por la presión y el stress en el trabajo, como ha sucedido en alguna fábrica de Apple en la que se montaba el iPad.  Pero las multinacionales más poderosas, se han encontrado con otro problema con el que no contaban, y es que en algunas ocasiones la misma fábrica que les manufactura sus productos en China, hace copias exactamente iguales que exporta a precios mucho más baratos, y si no lo hace el mismo fabricante, si lo hace un competidor o una filial de la empresa fabricante china.

 

 

Es evidente que las grandes multinacionales  no pueden soportar financieramente por mucho tiempo esta competencia, que algo tendrían que hacer, no es casualidad que sea el gobierno de Obama, que según parece, recibió importantes donaciones para su campaña del Lobby de la industria cinematográfica, el que esté impulsando este acuerdo, y la ley SOPA en su país.

 

Esto lo hemos venido comentando desde hace mucho tiempo en ZonaeReader, EE.UU está ejerciendo presión sobre el resto de países para evitar que sus patentes y contenidos dejen de generar riqueza a sus multinacionales.

 

En el tratado, se hace repetidas veces mención a mercancías falsificadas, y se establecen protocolos incluso tratando de cuidar el medio ambiente, para destruirlos de la forma menos contaminante, se ha sido exquisito en su redacción, pero no cabe duda de que está enfocado a atacar las importaciones que vienen del extremo oriente y de China, no es casualidad, que sus promotores hayan presionado a la Unión Europea para su firma, como potenciales consumidores principales de este tipo de mercancías, y que también hayan tratado de incluir a economías del tercer mundo como Méjico y Marruecos, en realidad se trata de crear una barrera a los productos falsificados que se fabrican fuera del control de las grandes multinacionales.

 

Bandera de anonymus

 

¿Se parará ahí el tema? ¿Simplemente quedará todo en que veremos por televisión más redadas de productos falsificados y luego veremos como se destruyen bajo control? 

 

Pues no lo sabemos, ni sé si lo llegaremos a saber alguna vez, porque la aplicación del tratado, no parece llegar a buen término, lo que si sé, es que es muy fácil que a los gobiernos represivos se les vaya la mano, y utilicen el ACTA , para controlar represivamente a sus ciudadanos, no es la primera vez que pasa.

 

Hemos conseguido una copia en inglés del Acuerdo y luego le hemos pasado el traductor de Google, con lo cual, puede tener sus problemas de interpretación, podéis acceder al texto en este enlace.

 

En una primera lectura, lo primero que llama la atención es que el tratado obliga a las partes a implementar medidas de tipo penal para los supuestos infractores, lo cual en un tratado internacional, no deja de ser llamativo, ya que por definición el Derecho Penal es territorial, llega allí donde las fronteras del Estado llegan, ningún estado puede perseguir dentro del territorio de otro estado a un ciudadano aunque su nacionalidad sea distinta, y este principio de territorialidad se respeta de alguna manera en el acuerdo, dejando que sea cada país el que establezca las penas a los delitos, pero no deja de llamar la atención que un tratado internacional, contemple medidas de tipo penal.

 

Tenemos que decir que estas sanciones penales, ya existen en el Derecho Penal español, en realidad no habría nada que modificar para perseguir a los falsificadores, o piratas, y las posibles lagunas jurídicas que hay, como el tema de las páginas de enlaces, no queda resuelto con el texto del tratado, al menos aparentemente.

 

Lo más preocupante, es que es lo que nos van a meter con la posible reforma del Código Penal, para adaptarlo al ACTA , ahí es donde tendríamos que estar preocupados, ya que aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, nos pueden meter de tapadillo otras medidas represivas que afecten más allá del ámbito de la piratería, por ejemplo en el tratado se establece que los proveedores de línea, estarán obligados a revelar la identidad de usuarios inmediatamente. Esto también existe ya en el derecho español, si un juez lo pide, no se le puede negar esa información, pero en el caso del ACTA, ¿a quien hay que facilitarle esa información y para qué? ¿A una “Comisión de Cultura” formada por funcionarios? ¿Al servicio de inteligencia del gobierno? ¿A quien y para qué? Esa es la pregunta, porque una vez abierta la sandía, todos querrán comer de ella, y lo mismo que una morada solo puede ser registrada por orden de un juez, lo mismo tiene que pasar con nuestras comunicaciones y datos en internet, debe ser el poder judicial el que garantice el derecho a la intimidad, no el poder ejecutivo, que fácilmente se puede extralimitar.

 

Sanciones civiles (de tipo económico, no de cárcel) están dentro de lo razonable, e igualmente la mayoría están contempladas dentro de nuestro ordenamiento jurídico.

 

Hay otro punto sospechosamente oscuro, que es el Comité que velará por la aplicación del acuerdo, y que de alguna manera establecerá la estrategia de la aplicación del tratado, en el texto no especifica quien lo forma, ¿Por qué no lo dice? Pues porque seguramente lo compondrán los grandes países generadores de contenidos digitales, tanto musicales, como cinematográficos, como de estilos de ropa, marcas, etc. Esta claro que el tratado es una manera de proteger los intereses de las grandes multinacionales de los países desarrollados.

 

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea sin embargo también le ha enmendado la página al tratado, en una Sentencia publicada hace unos días, consideró ilegal que grandes webs de internet como Facebook o Twitter instalen sistemas de filtrado para detectar cuáles de sus usuarios utilizan los servicios de la página para intercambiar o difundir material protegido por los derechos de autor. "Establecer un sistema de filtrado implicaría supervisar, en interés de los titulares de derechos de autor, la totalidad o la mayoría de la información almacenada en la red" de forma "ilimitada en el tiempo", señala la sentencia. Ello implicaría "una vulneración sustancial de la libertad de empresa" que es incompatible con la legislación europea, según la sentencia.

 

 Imponer una obligación de filtrado de la actividad de los clientes "obligaría a Netlog a instalar un sistema complicado, costoso y permanente a su propio cargo", una exigencia que va mucho más allá de las funciones de la empresa.

 

Es el segundo pronunciamiento judicial en menos de tres meses en el que se recuerda que la directiva europea de comercio electrónico prohíbe un filtrado general de la red. La última también tenía como protagonista a Sabam, que llevó a los tribunales a una empresa proveedora de conexión a internet para que filtrara las actividades de sus clientes. El resultado fue prácticamente el mismo. El copyright no puede "garantizarse en términos absolutos", ya que su protección a todo precio podría conducir "al bloqueo de comunicaciones de contenido lícito" y suponer un grave perjuicio para la libertad de expresión, dijo entonces el tribunal. Además, convertiría a las empresas que ofrecen internet o tienen un negocio en ella, como las redes sociales, en policías de delitos que escapan a su responsabilidad.

 

"Es una sentencia crucial y oportuna, justo cuando iniciativas como ACTA y la revisión de la directiva de derechos de propiedad intelectual pretenden generalizar la censura de internet privada y automática para proteger un modelo de copyright caducado", señaló en un comunicado La Quadrature du Net, una de las asociaciones europeas de derechos de los internautas más activas.

 

Parece que al final tendremos que levantar Acta pero de defunción de este instrumento represivo de los poderosos. 


Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (13)