Relato 77 - El gusano

EL GUSANO

 

 

Las pilas del control remoto estaban agotadas. Cambiaba de canal desde el televisor.

 

 

...el estado del t...”

CLICK

...ganó sobre la hora con gol d...”

CLICK

...ERGOFOCUS, su nuevo modelo Shining...”

 

 

Largó una carcajada y se atragantó. Después de escupir el bocado de pizza, se sirvió un vaso de cerveza demasiado tibio. Él estaba sucio, olía a orina y otros olores no identificables. Su departamento olía igual o peor, tal vez también a ratas muertas y comida descompuesta. Hacía dos semanas que no se bañaba. No podía perder tiempo, pero por suerte ya había terminado de programar, sólo faltaba esperar el momento propicio.

 

 

...el juez dictó sentencia a favor de Ergotech. El ingeniero Daniel Simón había demandado a la empresa por defraudación y despido sin causa. Simón los acusa de robarle la patente del Ergofocus.

-La idea y posterior elaboración del sistema Focus era un proyecto personal, la empresa me robó los planos y el software de mi computadora personal.- declaró el ingeniero.

Ergotech revolucionó el mercado de los anteojos con su modelo Ergofocus, capaces de leer los movimientos musculares del ojo y la retina, ajustándose directamente a las necesidades del usuario mediante un software instalados en los mismos anteojos...”

 

 

Era hora de poner en marcha el plan.

 

 

Se levantó de la silla y se dirigió a su computadora portátil. Se sentó frente al escritorio y arrojó toda la basura que había en él al piso. Abrió el acceso directo “Punishment” y apareció una pantalla negra con un pequeño cursor blanco en la esquina superior izquierda. Tipeó el primer comando:

run prog big bang_

INICIAR OPERACION?

si_

CONTRASEÑA:

**********_

OPERACION INICIADA

run orden001 "indiv001" to "indiv200"_

ORDEN001 EN PROCESO

 

Volvió al televisor.

 

...el móvil desde el exterior del edificio de Ergotech.”

 

(En la pantalla aparece un reportero con anteojos.)

...Alrededor de doscientas personas se han congregado espontáneamente en frente de las oficinas principales de la empresa Ergotech. Varios de ellos declararon ser usuarios de Ergofocus, y que sólo sintieron la necesidad de acercarse hasta aquí con la intención de darle apoyo a la empresa. Niegan haber sido convocados p...

¡Filmalo! ¡Filmalo!

¡No sé si puede tomarlo la cámara pero se ve que algunos de los convocados llevan armas de fuego ocultas entre sus ropas! ¡No hay presencia policial en el lugar...”

 

 

Todo parecía ir bien. Regresó a la computadora. Tipeó:

run orden002 "indiv001" to "indiv200"_

ORDEN002 EN PROCESO

 

 

¡Los manifestantes han desenfundado sus armas y están ingresando por la fuerza al edificio! ¡La policía aún no ha llegado! ¡Se pueden escuchar disparos y gritos en el interior! Veremos si podemos acercarnos...”

 

 

Siguió tipeando:

run orden003 "indiv201"_

ORDEN003 EN PROCESO

 

 

(En la pantalla del televisor, el reportero se quita los auriculares y abandona el micrófono. La cámara lo sigue tomando. Se acerca a un cesto de basura y recoge una mochila. El camarógrafo trata de detenerlo con cámara en mano, pero el reportero le acierta un golpe de puño y la cámara cae al piso. Desde el suelo toma al reportero corriendo hacia la entrada del edificio. Unos segundos después, una gran bola de fuego emerge del edificio y los escombros empiezan a caer por todos lados. La cámara se apaga.)

 

 

Rió hasta que le saltaron las lágrimas, todo había salido a pedir de boca. De pronto, algo frío y afilado se apoyó sobre su garganta.

 

-Yo que usted no abriría la boca.

Asintió y la silla giró sobre su eje. Se encontró con tres personas: el dueño del cuchillo se encontraba a su izquierda, sonreía mostrando unos dientes pequeños y perfectamente blancos, otro matón estaba apoyado en el marco de la puerta, apuntándolo con una pistola con silenciador, apenas podía distinguir su rostro debajo del ala de su sombrero de vaquero. El dueño de la voz se apoyó contra el escritorio de la computadora. Reconoció su nariz ancha y llena de pozos, sus ojos pequeños y separados, era Cáceres, el jefe de seguridad de Ergotech.

 

 

-Buen día Ingeniero Simón, no sabe las ganas que tenía de verlo.- dijo Cáceres.

-Hola Cáceres. No lo esperaba tan temprano.- Simón no mostró en su voz ningún signo de sorpresa ni nerviosismo.

Cáceres sacó un cigarrillo del bolsillo de su camisa.

-Menudo desastre acaba de provocar. Sabía que algo tramaba pero a decir verdad, me sorprendió. ¿Cuándo introdujo el gusano en el software del Ergofocus?

-Diríamos que desde un comienzo presentí la intención de la empresa, y sólo fue mi “seguro de desempleo”.

-Ingeniero Simón, o Daniel, si me permite...- Cáceres se puso el cigarrillo en la boca pero no lo encendió.

-Llámeme como usted quiera, sólo le pido un cigarrillo.

Cáceres guardó de nuevo el cigarrillo en el bolsillo.

-Lo siento, es el único. Daniel, cuando usted lo programó, el gusano ya estaba adentro.- Miró la -pantalla de la computadora. -¿Desde aquí le lavó la cabeza a esos pobres inocentes?

-Ajá.

-¿Y cómo lo hizo?

-Si le contesto, ¿me convidará el cigarrillo?

Cáceres asintió.

-A la vieja usanza, algún que otro mensaje subliminal directo a la retina.

-Me lo imaginé. Está muy colaborador, Daniel, sin embargo provocó muchas muertes y pérdidas en el día de hoy. Lástima que no llegamos a tiempo para evitar la catástrofe.

Daniel Simón se recostó más en su silla, cruzo las piernas y entrelazó los dedos en su pecho.

-Ya conocieron mis intenciones, pero no creo conocer las suyas y la empresa.

-Es verdad, y como usted está siendo bueno conmigo, yo lo seré con usted.

-Por lo que presiento, no llegaron tarde, sino justo a tiempo.

Cáceres arqueó las cejas exageradamente, un gesto teatralizado.

-¿Y qué le hace pensar eso, Daniel?

-No los creo tan incapaces de detenerme.

-Descubrimos el código y nos sentimos curiosos, queríamos saber que era capaz de hacer.- Se levantó y desconectó la computadora. Le hizo señas al matón de la puerta, quien tomó la portátil sin dejar de apuntar el arma hacia Simón.

-Verá, Daniel, nadie es imprescindible en esta empresa. La gente renuncia, es despedida o muere como es el caso, y más gente es contratada. Los edificios colapsan, caen y se vuelven a construir. Pero esto,- señaló la computadora- abre un nuevo abanico de posibilidades. Usted, Daniel, ha creado un arma, o mejor dicho, una nueva generación de armas. El futuro de la industria armamentista está en esta computadora que gentilmente nos ha obsequiado. Sólo me queda decirle una cosa en nombre de Ergotech, gracias por su última contribución.-

 

 

Cáceres se dirigió a la puerta.

-Creo que me debe mi cigarrillo, Cáceres.

-Es verdad.- Cáceres encendió el cigarrillo pero lo arrojó hacia la cortina. Salió del departamento y cerró la puerta, dejando a Simón y los dos matones dentro.

 

 

A una semana del atentado al edificio de Ergotech, y la dudosa muerte del ingeniero Daniel Simón e incendio de su departamento, sus abogados declararon que Simón dejó una nota de suicidio pidiendo perdón a la comunidad por sus actos. Aparentemente Simón se quitó la vida el mismo día del ataque, atribuyéndose la responsabilidad de éste.

Pero como un Ave Fénix que renace de sus cenizas, Ergotech continúa con las negociaciones con los gobiernos de países en vías de desarrollo.

-Ergotech ha evolucionado desde el punto de vista humano después del atentado a nuestras oficinas. La pérdida de tantas vidas ha obligado a la empresa a honrar su memoria. Por eso nos estamos solidarizando con quienes más necesitan de nuestros productos, haciéndolos llegar a los lugares más necesitados del planeta.

Éstas fueron las palabras del presidente de la empresa Edgardo Alan que en imágenes se lo puede ver obsequiando a distintos presidentes de países de África, Asia, y Sudamérica el nuevo modelo de anteojos, Ergofocus Phoenix...”

 

 

En una oficina del nuevo edificio de Ergotech, el presidente de la empresa Edgardo Alan encendió su computadora, abrió el acceso directo “Armageddon” y tipeó:

run prog big bang_

INICIAR OPERACION?

si_

 

 

FIN

Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (18)