Relato 75 - OSCURO

 

Los que nos querían bien nos avisaban: ¡No os acerquéis al callejón de noche! Yo sabía por qué. La oscuridad, la sordidez… y aquellos hombres. Todos entraban embozados, sombríos, desconfiados. Nadie los veía salir.

 

- Si entras, te sacarán hasta las entrañas.

 

 

Un día, Tulio, el bicho raro de la clase, se acercó en el recreo:

 

- Esta noche voy a entrar en el callejón. ¿Vienes?

 

Mi mirada le bastó como respuesta. Se encogió de hombros, se dio media vuelta y se largó. Ya no volvimos a verle más por el Instituto.

 

Una noche de verano, ya terminados los exámenes finales en el instituto, salí a tomar un poco el fresco y se me cruzaron los cables. Tenía que hacerlo. Mis pasos me llevaron hasta la embocadura del callejón. El plan no preconcebido era entrar deprisa y volverme corriendo, mirando a ambos lados, grabando con la mirada lo que ocultaran aquellas lobregueces.

 

En cuanto penetré en las sombras descubrí borrosas siluetas que se mimetizaban con la oscuridad y el pavor ralentizó el ritmo de mis zancadas. Me quedé petrificado viendo acercarse a una de ellas. Una catarata de pelo negro le cubría media cara y el hombro. Me faltó el valor y ella aprovechó para desarmarme.

 

- Si te vienes conmigo, por veinte euros te como entero...

 

Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (28)