Relato 69 - Se apagaron las luces

Finito. Se apagaron las luces. Se acabó lo que se daba. Esto ha llegado a su final. No cabe la menor duda. Si no es así, entonces me he equivocado de sitio y lo que pensaba que era fácil de conseguir, no se ha logrado. Pero no. Estoy convencido de que he cumplido con mi objetivo. Todo está perdido. 

 

Perdidas las ganas de vivir. Perdidas las ansias de triunfar y la ambición por ser alguien distinto. Perdido el espíritu de sacrificio y el sentido del esfuerzo. Aquel que, durante toda la vida, siempre me inculcaron aquellos que sudaron la gota gorda para conseguir cambiar algo en este cochino planeta. Perdida la extraversión, la estabilidad emocional, la afabilidad, la responsabilidad, el riesgo, la apertura a la experiencia, el optimismo, el positivismo y demás ismos con vertiente alcista que nos venden en manuales psicológicos al peso. Perdida la creencia de un mundo mejor, un mañana mejor y un futuro mejor. Insisto en ello. Todo está perdido ...

 

En resumidas cuentas, estoy muerto. Lo hecho, hecho está. Las pastillas cumplieron su función y me indicaron el camino que yo quería seguir. De lo contrario, que alguien responda. O que encienda la luz.

 

 

Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (24)