Microrrelato 85 - Curvatura

La conoció en un globo aerostático, todavía recuerda el festival de canicas multicolores que surcan el cielo, el disco solar que todo lo ilumina, las nubes de algodón de azúcar. Le atrajeron sus mofletes sonrosados, la suave redondez de sus pechos rotundos, sus caderas maternales. 

Compartieron la pasión por el balón y los colores, envueltos en bufandas de punto en redondo que forman espirales caprichosas alrededor de sus cuellos.

Como muestra de amor, la regaló unos pendientes de perla rojizos, dos esferas palpitantes para rematar la elipse de sus orejas.

Fantasearon con un viaje de novios alrededor del mundo, aunque sólo estuvieron unos días en la playa, en los que recogieron conchas bruñidas y planes de futuro en letra redondilla. Él disfrutó de la contemplación de las gotas de agua en su cuerpo tostado, esferas fugaces al sol.

Con cada embarazo, se empapó de la curvatura de su vientre, al que cuenta historias de niños que juegan a la pelota en burbujas de afecto y nunca se hacen daño.

El recuerdo le sale fácil, como cuentas de un collar que orbita los surcos de su cerebro, de su memoria.

La mira con atención completa. Observa su rostro anguloso, el ceño quebrado, un cuello tejido de cuerdas y unos brazos en los que predominan las aristas.

Aún hoy lleva los pendientes de perla marcianos y hace las mejores albóndigas del planeta.

Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (25)