Microrrelato 65 - El mejor trabajo del mundo

Miro la pantalla de mi recién estrenado portátil. Sólo cuatro páginas. La primera, en blanco. Sensaciones, cero. Definitivamente, estoy atascado. Mi mente muerta. Sólo un momento de lucidez necesito para tomar una decisión clave. Irme a la calle. Un poco de aire fresco removerá mis neuronas. Al salir, mi sorpresa es mayúscula cuando me doy cuenta que no hay nadie. Me encuentro totalmente sólo. Giro únicamente mi cabeza, intentando encontrar una explicación a todo aquello. Una voz me hace alucinar.

- ¡Marlon Brando! – dudo – Pero, ¿usted no está…?

- ¡Mira, chico! ¡Si Dios es Dios, Brando es Brando!

- ¡No le hagas caso! – dijo el tono conocido de Bogart, con su cigarrillo pegado al labio y su obligada media sonrisa - ¡Es que está de mal humor! ¡Escucha! – dando una profunda calada - ¡Sé tú mismo y deja que la imaginación salga! ¡Y ahora te dejo, que me espera la flaca!

 

Voy raudo la puerta de mi edificio cuando una tercera sombra me deja perplejo,

- ¡No me lo puedo creer! – exclamo ensimismado - ¡Luis García Berlanga! ¡El maestro! Yo, yo….

- Calla y escucha, chaval – expresa, poniendo su mano sobre mi hombro – No pierdas tu tiempo. Tienes el don de soñar, de imaginar y de poder compartirlo con la gente en un cine o en el salón de su casa. Y eso es raro. ¡No lo desperdicies! – sonríe - ¡Anda! Sube a tu casa y escribe. No pares de escribir ¡Ah! ¡Y te recomiendo que pongas, como música de fondo, “Suspiros Austrohúngaros”!

 

Abro los ojos. Estoy en mi estudio. He vivido ese sueño como una auténtica realidad. Un sueño que era necesario para imaginar, para contar historias a los demás y que las disfrutaran. Sin duda, tengo el mejor trabajo del mundo.

Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (24)