Microrrelato 57 - Terciopelo

Llego al parque público con retraso, una mujer me espera. La reconoceré por un libro con una cinta azul de terciopelo sentada en un banco.

En el parque hay pintores trabajando en sus cuadros. Recorro el amplio parque, temo que ella no me esperase, ya me avisaron que fuese puntual.

Me llama la atención la cinta azul atada en el respaldo del banco, le pregunto al pintor que estaba más cerca por la mujer.

—Sí, estuvo ahí sentada pero se marchó de prisa al ver a dos hombres, ellos también me preguntaron por ella. Les dije que se fue acompañada por un hombre, pero dudo de que me creyeran, luego uno de ellos estuvo hablando por el móvil.

Llamo a mi contacto y le expongo la situación. Después de escucharle le contesto.

—De acuerdo. A ver qué puedo hacer.

El pintor me habla cuando se disponía a recoger.

—Hoy no ha sido un buen dia, pero si me compra este cuadro, no se arrepentirá. Mañana estaré aquí como todos los días.

Compro el cuadro, por la amabilidad del pintor. En la pintura leo: Terciopelo Príncipes 288, 7º

Comprendo el mensaje y me voy a esa dirección.

—Algo va mal —pienso, la puerta está abierta. Pistola en mano entro con cautela. Todo el piso estaba revuelto—. Aquellos dos tipos se me adelantaron, espero que no encontrase lo que buscaban.

En el suelo había una muñeca que tenía una cinta roja en su cuello, la separo la cabeza y en su interior un mensaje en clave. Era por eso que me mandaron esta misión.

Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (19)