Microrrelato 38 - Un niño extraño

Era el niño más raro que Sergio había visto en sus ocho años de vida. Con un pantalón corto que solo le llegaba hasta las ingles, más bajo que los compañeros de clase y con mirada de viejo, aquel chiquillo moreno de cabello cortado a ras de cazo era diferente a todos. Pero si a él le resultaba tan extraño como fascinante, éste tampoco podía apartar la mirada de su mochila de las Tortugas Ninja. Una fascinación mutua que desapareció cuando el singular mocoso intentó robársela.

Fue entonces cuando Sergio trató de evitar el robo con una patada de kárate que solo sirvió para que el rapazuelo, con habilidad felina, lo tumbase aprisionándole una pierna con la otra con una llave de lucha libre.

Los gritos y el llanto que le provocaron la dislocación de sus articulaciones atrajeron de inmediato la atención de los profesores. Pero cuando llegaron, tan solo lo vieron a él en el suelo sin más compañía que las palmeras del patio.

Ya en casa, para consolarlo, le permitieron curiosear entre las cosas del despacho de papá.

 «Mientras preparo los macarrones, échale un vistazo al álbum. Tiene fotos mías de cuando era como tú.», le dijo su padre antes de marcharse.

«¡Por fin! ¡El libro de las fotos que nunca me han dejado tocar!», se dijo para sí lleno de emoción. Sin embargo, al abrirlo, sus ojos se desorbitaron en una expresión de terror. En un retrato en blanco y negro, reconoció el mismo corte de pelo, los mismos pantalones y la misma mirada que había visto en el patio. «Mañana iremos a la playa —dijo su padre desde la cocina—. Por cierto, allí te enseñaré una llave de lucha libre que me enseñaron de pequeño.»

 

Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (32)