Microrrelato 36 - ¿Imposible?

Había vuelto a suceder: la desconexión entre su cerebro y sus sentimientos, esa que tanto se esforzaba en mantener para vivir lo que tenía por delante sin demasiados altibajos, se había evaporado frente a una sonrisa esculpida en alegría juvenil y anhelos por vivir.

Volvía a verse ante un reto imposible: dejar de lado todos sus planes, saltarse sus normas y ceder ante el impulso de rozar su mano en un descuido, de acercarse a oler su aroma frutal y de quedarse nadando en su mirada, absorto en los pensamientos que flotaban detrás de aquellos ojos oscuros.

Por unos instantes fue capaz de retomar la cordura. Se hizo a un lado y enfocó su mirada a lo lejos, obligando a que su pensamiento se distrajera lo suficiente como para poder recuperar la frialdad necesaria; estaba ante una situación imposible, una marejada de sueños e ilusiones le llevaban siempre a ella.

Tendrás que luchar.

No pienses en ella.

No pierdes nada por intentarlo.

No vas a ganar nada, ya lo sabes.

Nada es imposible.

No hagas lo que no te gustó que te hicieran en el pasado.

Las dos voces en su cabeza seguían dando consejos u ordenes, molestando y sumiéndole más aún en las dudas con las que llevaba conviviendo desde el día que la conoció.

Mierda de suerte —dijo en voz alta al reconocer que ambas voces tenían razón.

Al instante notó varios pares de ojos clavados en su nuca, y forzó más aún a sus ojos a escrutar el exterior, intentando que todo pasara igual de rápido que había llegado.

¿Estás bien? —dijo ella, con preocupación genuina.

Sí, todo bien —respondió dándose la vuelta, mirándola, intentando recoger los palos del sombrajo que se le habían caído dentro su alma—. Solo ha sido un mal recuerdo.

 

Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (24)