Microrrelato 33 - P.C.X 24

                

 

Son las dos de la madrugada, estoy llegando a mi domicilio, me sorprende ver a varios policías junto a mi portal, me acerco y los saludo. 

 

—Buenas noches. 

 

 Ninguno de ellos contesta impidiéndome que acceda a mi domicilio. 

 

—Yo vivo aquí —les digo. 

 

En aquel momento se acerca un hombre alto vestido de negro. 

 

—Perdonen mi tardanza— les dice aquel tipo a los policías—.Ya podéis iros, yo me cuido. 

 

— ¿Nos conocemos, señor? —le pregunto. 

 

El hombre tampoco me contesta, abre la puerta y me invita a entrar en mi propio portal. 

 

—Por favor señor, pase usted, esperaremos a la ambulancia. 

 

— ¿Para qué viene la ambulancia? 

 

—Hay un muerto en el ascensor. 

 

Oigo la sirena de una ambulancia  espero que entren, nadie acude. Extrañado me asomo al ascensor. 

 

—Aquí no hay ningún muerto —le digo al hombre del traje negro.  

 

Un golpe por detrás recibo en mi cabeza. 

 

—Ahora sí que hay un muerto —dice el hombre de negro, después con sarcasmo añade

—.  Muerto no te muevas, voy a llamar a los de la ambulancia. 

 

El profesor y científico X 24, así se hace llamar el hombre del traje negro, con la colaboración de un grupo de científico peripatético, estudian la teoría de dar nueva vida a los muertos. 

 

Me encuentro en una especie de camilla, desnudo, rodeado de cables por todo mi cuerpo y enchufados a varios aparatos destartalados moviéndose continuamente.  

 

Angustiado por mi posición les voceo. 

 

—He…vosotros…sacadme todos estos chismes, socorro… 

 

Su máximo ayudante loco de alegría saltaba y bailaba. 

 

—Profesor, profesor, el muerto 501 ha resucitado, lo conseguimos. 

 

—Todavía no le tocaba, échalo afuera, este no vale. No quiero fraude en mis investigaciones.  

Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (19)