Microrrelato 32 - TACTO Y SENDERO

Caminaba tan campante: el esqueleto crujía bajo la capa, la cara de soledad, afilada guadaña echada al hombro. Las flores en forma de cruz se alzaban robándole reflejos azules a la luna, adoraba cuando estas nacían, a veces no soportaba la tentación y acariciaba algunos pétalos que se marchitaban y al poco morían. Lo mismo pasaba con las aves, si una se posaba sobre sus huesos luego la tomaba y terminaba enterrándola en el suelo . Incluso lo mismo pasaba con las personas. Amaba a las personas pero…...

 

—El siguiente, pase por favor. No se esfuerce en hablar, no hay más lenguaje ni escritura para los que transitan este sendero. Está claro que usted no irá al cielo y no es ningún error. Esas de abajo son almas atormentadas. Ahora tome mi mano, no se preocupe, es normal que se desvanezca. Ahora descenderemos. Claro que arde, el alma arde a fuego lento por la eternidad.

Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (21)