Microrrelato 22 - Un morlaco peligroso

Próximo a cumplir los diecinueve, resultaba ser Samuel uno de los mozos que más se arrimaba a los toros en las fiestas del pueblo. Era un juego de alto riesgo; un difícil equilibrio entre los metros que se podía acercar al astado y los que tendría que correr hasta la barrera cuando el animal se arrancara. Pero Samuel parecía tenerlo bien controlado. Y cuando la res se lanzaba a por él experimentaba un subidón bárbaro de adrenalina. El toro recortando la distancia que les separaba, los gritos del público, la oleada de placer y temor que inundaba su cuerpo… y a dos o tres metros de la barrera, cuando el bicho estaba cerca de engancharle, Samuel daba un atlético salto que le permitía poner las rodillas sobre las tablas y agarrar el cable de acero que remataba la barrera. Y la gente suspiraba con alivio. Y Samuel se sentía importante, popular, feliz.

El morlaco que soltaron aquella tarde lucía una cornamenta que hizo retirarse de la arena a más de un corredor habitual. No a Samuel, que midió la distancia como siempre, hasta el límite que podía acercarse. Pero algo distrajo al muchacho un instante y le hizo retirar la vista del toro. Y éste se arrancó en ese momento, así que el joven empezó a correr un segundo tarde.

Esta vez Samuel no llegó a la barrera. El toro le empitonó.

Después, se ensañó con él.

 

Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (18)