Microrrelato 03 - Las cabriolas del destino

Las cabriolas del destino

Rivero sacó (de su hombrera izquierda) su pistola y la emprendió a tiros con la puerta guiándose por la más pura inducción.Después de abrir ligeramente el agujereado compartimiento, con los pantalones bajados, asoma la cabeza y confirma como yace ensangrentado su rival frente al WC masculino averiado.

El segundo sicario empieza a temerse lo peor y, enfurecido, recarga su metralleta y se dirige a los lavabos. Pero, nada más acceder, fue presa fácil para el escolta que, con la ayuda del espejo situado en el centro del recibidor y arriesgando únicamente los brazos al girarlos a su derecha, lo abatió certeramente, a pesar del intenso fuego cruzado.

Con cierta cautela, Rivero se adecenta, tira de la cadena y vuelve a lo que es el bar en sí, entre un intenso hedor a pólvora, abriéndose paso entre los cadáveres de su insignes protegidos y unos cuantos clientes y empleados, chapoteando entre hileras de casquillos de bala y regueros de sangre.Coge de un paquete de rubio americano (que hay sobre la barra, junto a las bebidas) un cigarrillo, se lo enciende con unas cerillas que lo acompañan y, con la mirada perdida, da el aviso con su móvil. A ver cómo explica él su inoportuna diarrea.

Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (9)