Microrrelato 02 - ADIÓS

No lo había visto envejecer, no había compartido momentos con él desde su huida y llevaba años sin querer tener noticias de su familia, pero aún guardaba, en un cofre de madera con detalles de esmalte en color azul, el broche con forma de mariposa que él le había regalado al cumplir los diez años.

Acababa de recibir la noticia por una amiga de la familia con la que no había perdido el contacto: «Siento mucho lo de tu padre».

Elena, que se había marchado de casa al cumplir la mayoría de edad, con lo puesto y poco más, volvió a aquel momento treinta años atrás, olió el humo de la pipa que su padre siempre mantenía encendida, recordó los pucheros de su madre, que tanto se afanaba en preparar, y escuchó los gritos y reprimendas que ambos lanzaban contra ella por su diferente modo de pensar.

—¡No soy vuestra princesa! —dijo justo antes de dar el último portazo y levantar la mirada a un incierto camino.

Al colgar el teléfono se sintió sola por primera vez en su vida; después de su madre, él también la abandonaba. Buscó su pequeño cofre, recuperó su multicolor mariposa y se adornó el pelo con ella; entonces, con delicadeza, destapó el doble fondo del cofre y contempló una moneda vieja, un dorado franco suizo que le había dado su padre poco después de volver de trabajar en el extranjero durante meses: «Para que te compres un vestido», le había dicho, ella guardó la moneda para otros menesteres, pero nunca la gastó.

Elena tiró la moneda con rabia y una solitaria y agria lágrima resbaló por su mejilla.

—Adiós —susurró.

—Adiós —repitió en su mente, volviendo al momento en el que no lo dijo, la última vez que lo había visto.

Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (26)