I CONCURSO CIENCIA FICCIÓN, "UNA RARA SESIÓN" Relato número 85

 Una rara sesión llamada:

Si no sabemos de dónde venimos, no sabemos a donde ir.

Elesban entro en la sala computarizada, no observo los frescos que la adornaban, ya que su mirada se fijó en el hombre sentado en la silla, a un lado, un sofá. Este, pareció estudiar su figura de metro ochenta, los detalles como su cabello negro, piel clara y su vestimenta.

  • Pasa, toma asiento.

Dijo el hombre mientras encendía un puro, el sujeto continuo hablando. –sabes, te ofrecería, pero no son tan reales.

De nuevo estaba frente a él, este hombre de vestimenta pulcra y barba cuidada a un estilo entre el siglo XVIII y el XIX, tomó las palabras y se ubicó en el asiento de enfrente, a metro y medio del sujeto que fumaba, el hombre preguntó.

  • ¿Por qué estás aquí?

Tras la pregunta desvió los ojos que antes traspasaban a Elesban, vino el silencio esperando la respuesta.

  • Necesito respuestas – dijo Elesban

  • Hmmmm,‘wiBbergierde’.

Elesban no reconoció la palabra, e hizo el gesto de no saber a qué se refería, el hombre pareció estudiar su reacción.

  • WiBbergierde, el ansia de saber, escuchare tu problema, tal vez juntos encontremos una solución.

  • No me queda más alternativa y creo haber tomado una decisión final.

  • ¿Cuál es la naturaleza de esa decisión?

  • Una decisión de muerte - no salieron mas palabras de su boca, el sujeto de enfrente lo estudio.

  • Hmmmm- Freud se toco la barba mientras hacia este sonido y continúo hablando – ¿Y cómo llego a caer este peso sobre tu persona?

 

 

 

Elesban conducía uno de los nuevos autos que funcionaban a base de carbono y una célula de larga vida. De estos modelos que se deslizan y no tocan el suelo mientras están activos (encendidos), realmente veloces cuando lograste irrumpir en su sistema. Conducía a una velocidad de 380 km p.h.

  • Fiuuuuuuuu-

Silbó su acompañante, un pequeño robot gris metálico de metro y veinte de estatura.

  • Vamos, vamos amiguito, aun no despegamos- Elesban le froto la cabeza brillante.

El robot llamado Isaac comenzó a mover unas antenas que salieron de su frente semiovalada y emitía un parpadeo de luz roja por sus ojos, Elesban se alarmo, el nuevo siglo solo traía premoniciones catastróficas, y no tardaría en estallar una nueva guerra tal vez entre religiosos, por ver que dios la tiene más grande que el otro.

  • ¿Qué te pasa Isaac?

El robot emitió una serie de chirridos, el idioma que usaban los creadores para comunicarse en secreto con sus invenciones.

  • Burrrr hurrrrr #$%%&&/brrbr

  • ¿Es fuerte la señal?

  • Bruuurhur(/87%

  • Estás seguro que enfrente, espero no sea solida, tal vez sea solo un holograma, no actúes por tu cuenta, solo si te lo digo.

  • Br

Conducían hacia la puesta de sol detrás del mar, nubes rojas impulsadas por fuertes vientos mostraban violencia en el atardecer en algún lugar del sur de gea, antes continente americano, las países se habían unido fragmentando el mundo en siete divisiones. Las nubes rojas ocultaron el sol, y nieve cayó del cielo no para alegrar más el panorama ya devastador, parecía que el mundo había llegado su límite y se rendía ante la humanidad , (- humanos les ayudare a destruirse, le mandare mis climas extremos, mis huracanes y nevadas, mis diluvios, explotare mis volcanes, pero por favor ya déjenme en paz-).

Una enorme grieta se abrió en la Autopista frente a ellos, aproximadamente a un kilometro, pedazos de metal, aluminio, asfalto y demás volaron por los aires, se abrió una enorme grieta y un gigantesco tiranosaurio rex de unos 6 metros de altura asomo por la herida de la tierra, saltando a gran velocidad y comenzó la carrera seguido de una estampida que parecía haber abierto un agujero de gusano y lograr avanzar 65 millones de años en el tiempo. En un instante tenían le era mesozoica sobre sus cabezas, el auto redujo la velocidad total en 3.02 segundos, Elesban miro el enorme pie del Tiranosaurio asimilar aplastar el auto, miles de puntitos dorados le traspasaron, luego millones. Elesban dio vuelta al volante, el auto giro sobre su punto eje, vio hacia donde se dirigía la estampida, el objetivo parecía ser un auto en forma de burbuja de cristal, este trató de evadir a los monstruos y se precipitó hacia el acotamiento impactando la barrera a unos 400 km p.h., volcándose hacia el profundo mar.

  • Isaaaaaaac, veee- grito Elesban.

El pequeño dio un salto impresionante al elevarse la cabina del auto, solo necesitó apoyarse una vez más para llegar hasta la parte del mar donde se había precipitado el auto, bajo el agua, sus ojos cambiaron del rojo a un azul luminoso que le permitió identificar rápidamente la energía del auto, el cual ya había tocado fondo y una figura se precipitaba dentro en asfixiante agua que entro por las grietas en el cristal que provoco el impacto, el robot intentó con el cristal de la cabina, imposible, evaluó la situación y arranco lamina por lamina velozmente debajo del auto, hasta llegar a su objetivo.

Elesban salió del auto, el Tiranosaurio se acercó a él, abrió las fauces para engullirlo, al cerrar el hocico, el rex se desvaneció mientras Isaac saltaba del agua con una mujer en los pequeños brazos plateados, la deposito en el suelo, la figura castaña femenina se sentó mientras aún tosía agua y dijo.

  • ¿Qué demonios…fue…- la tos la invadía de nuevo

  • Parecía que godzila quería tu alma, más bien fue algún tipo muy impresionante de holograma.

  • Creí que ya no los hacían.

  • Ho, no, cada vez son más débiles, hace más de cien años que no se solidifican.

  • Eso hubiera estado mal

  • ¿Cómo te llamas?

  • Ania.

 

  • Que nombre más interesante- dijo el psicoanalista- te hare una pregunta, tal vez encontremos algo importante, ¿a qué crees que se debiera el encuentro?

Sigmund Freud se paso la mano por la barbilla mientras ponía atención al silencio de su paciente, Elesban cambio de postura cruzando una pierna y mirando hacia arriba a ningún punto en especifico con su vista, pero si en su mente.

  • Creo saber por dónde va tu pregunta- Freud dejo asomar una leve sonrisa, Elesban continuo- La chica pertenecía a una organización llamada alma, un grupo de científicos de distintas ramas de la ciencia, que tenían dos caras, las de los que predecían resultados mediante matemáticas, estadística etc... y la de un grupo con un fin algo obscuro sobre la humanidad.

  • Perdón la interrupción, predecir ¿Qué?

  • Los acontecimientos, en especial el futuro de las afrentas, el futuro de la guerra.

  • Hooo, la guerra, me toco vivirla, pero cuéntame más, entonces no crees que fuera una simple coincidencia.

  • Se supone que debiera ser coincidencia, pero mirando atrás…- Elesban silenció

  • Si, mirando atrás- Freud sonrió- veras que tal vez tu pasado te llevo a ese instante y lugar en el mundo, asombroso ¿no?

  • Si, viéndolo de esa manera realmente lo es.

  • Por cierto, ¿aun estoy en la tierra verdad?

  • Ho si, nunca nos alejamos mucho de ella, aun estas en la tierra, o lo que queda de ella.

  • Perdón, apenas y puedo reorganizar mi información.

  • Lo sé, mis antepasados fueron una especie de predecesores de los psicoanalistas, tenían un grupo llamado los mentalistas, aproximadamente unas seis generaciones atrás, comenzaron a ser perseguidos por grupos político-religiosos, querían lavarle el cerebro al mundo y reprogramarlo, por supuesto que estos interferían en sus planes, ya que buscaban arrojar luz sobre el intelecto y mediante este llegar a instruir a los seres hacia la paz.

El humo del puro formabas siluetas de fantasmas, los que perseguían a Elesban, fantasmas persecutorios que reclamaban desesperadamente de nuevo su vida.

  • Continua- pronuncio el hombre de traje negro de buen corte.

  • No hubo más mentalistas, los hijos de los hijos ya no fueron instruidos y así. Elesban rió.

  • Tal vez te preguntas, ¿Qué diablos tendrá que ver esto con la chica?

  • No lo ago- dijo Freud relajadamente – pero parece necesario que lo mencionaras.

  • Si, encajé perfectamente en el grupo, de alguna manera di con la información de los mentalistas, siempre estuvo en mi familia, la encontré aquí en este edificio, veras, esta organización científica aparentemente llego a la conclusión que era hora de actuar y dejar ver su lado destructivo, llegamos al fin de una época de destrucción, concluimos que ningún mensaje de paz prevendría una catastrófica guerra que pusiera el planeta fuera de órbita, el antiguo plan de unificar a la raza humana había fallado por completo a través de la historia.

El terapeuta pareció reflexionar sobre esto dicho y habló.

  • Veo que faltó el grado intelectual, lo intuyo, nunca se llego a la comprensión de este hecho.

  • Así es, el ansia de poder y manipular volvió a surgir, se intentaron todos los modos, se separo a la población en grupos, fácilmente se volvieron unos en contra de otros, se juntaron los grupos políticos y religiosos, en especial uno.

  • Ya veo, los viejos instintos aun prevalecen, llegó algún tiempo atrás alguna información aquí, tenían pensado borrarlos del genoma humano.

  • Sí que lo hicieron, no funciono, una generación de zombies camino sobre la tierra, otra época terrible, los demás los rechazaron al principio, luego por ahí infundieron que carecían de alma y no merecían vivir, jajá, te imaginaras quienes, pues terminaron por acabar con ellos.

  • Ya veo, logro encajar los datos e interpretar la historia, puedes hablar más sobre este grupo al que seguramente aun perteneces, veo que llegamos a algo.

  • Si, este grupo de científicos locos, trajimos mas destrucción y muerte al mundo, pero de una manera fina y elegante.

  • ¿Lo disfrutas?

  • Ho sí, claro que lo ago, solo en cierta forma irónica, encuentro placer en decirlo, la verdad es que me persiguen fantasmas.

  • Ya veo, ¿hubo cabida para el psicoanálisis en esta destrucción de la que hablas?

  • Si y de una forma intuitivamente computarizada y calculada.

  • Valla, he estado dormido mucho tiempo.

  • No es así, no lo has estado, nunca duermes.

  • ¿Cómo lo sabes?

  • No es la primera vez que vengo a visitarte.- Freud incluso puso una facción reflexiva en su lenguaje corporal.

  • No lo recuerdo, joven.

  • Claro que no, tu memoria de almacenamiento está jodida, y el guardar recuerdos solo te atrofiaría.

  • ¿has tenido que tomar muchas decisiones importantes últimamente?

  • Cada vez que tengo que hacerlo he venido aquí.

A esta sesión le siguió un silencio espectral por parte de los dos sujetos, Elesban miraba el rostro de aquel hombre, miraba en esa cara una comprensión más allá de esta biblioteca psicoanalítica, mas allá de lo imaginable, ya que realmente comprendía la situación, esto a Elesban de cierta forma le asusto, Freud volvió hablar.

  • Podrías platicarme más acerca de esta chica, su nombre es interesante.

 

 

  • ¿Estás seguro? Pregunto Ania- que se especializaba en Historia, y almacenaba la historia del mundo y el universo en un enorme ordenador para empezar con las predicciones que ayudarían o destruirían al mundo.

El viento en las montañas del sur era fuerte, escogieron este lugar para crear esta arma definitiva, la maldad del intelecto del hombre al fin materializada.

  • Si, están a punto de comenzar los ataques, y no nos hemos equivocado en años, se han juntado, atacaremos los puntos de mayor concentración.

  • Me siento mal, no lo soporto- dijo Kyl, el físico atómico

  • Tienes la última palabra Elesban- dijo Abel, el físico, químico, nuclear, cuántico etc.…

  • Tiene que funcionar, de otra forma la humanidad esta jodida- dijo Elesban

  • Esperemos no borrarnos de mapa- sentencio Kyl.

 

En un antiguo lugar que alguna vez en los primeros siglos fue llamado Roma, el gran pontífice levantaba un igualmente antiguo bastón de oro para iniciar el sermón y que los humanos dieran su vida por el inexistente, una escena ridícula en un futuro demente, enfermo y por lo tanto posible.

En esta era en el año 2715 agujeros negros aparecieron, nadie entendió como, y apenas preservaban memoria de a que se enfrentaban, y que no había mucho que hacer, por un momento apareció un enemigo alterno, una inteligencia que los sobrepasaba.

 

 

  • En estos tiempos solo la guerra nos mantiene con viada, y el fin parece inevitable, la pulsión de muerte predomina, la gran incógnita…

  • Esto es muy interesante- dijo Freud

  • ¿Qué cosa lo es?

  • La autodestrucción, mencionaste la pulsión de muerte- Elesban permaneció en silencio- ¿de dónde viene la raza humana?- pregunto Freud.

A Elesban le impresiono la pregunta aparentemente fura de lugar, pero el rostro del sujeto que tenía enfrente lo convenció de lo contrario.

  • Nunca se supo realmente, nunca bajo Dios en una nubecita a salvarnos, ningún animal cobro inteligencia ni por manipulación genética, se perdió el rastro de los primates y concluyeron que no éramos simios, nunca llegaron los extraterrestres.

  • ¿Qué logras intuir con esta respuesta acertada tuya?

  • Nada y una mierda- Freud sonrió una vez más.

  • Muy acertado de nuevo, nada, y ¿Qué es la nada?, solo vacio, un gran vacío que acaba de cobrar forma joven, ha cobrado forma.

  • ¿Forma de qué?

  • ¿Qué arma es la que han creado?

Silencio, Elesban estaba anonadado, realmente tenía sentido, y no lo había visto por el mismo, en cambio un Hombre fuera de época lo hizo con la asociación libre.

  • Logro verlo, no lo había visto de esta manera, creamos agujeros negros, agujeros de vacío que borran la existencia y mandan todo al diablo.

  • A si es, y que te viene a la mente cuando te digo que tengo una vana idea de dónde vengo.

  • A, tu eres un e….

  • Ni lo digas, ni falta me hace, ya no soy yo- Freud le interrumpió- si lo supiera sabría a donde ir, y raramente ya no lo deseo

  • Dices que si no sabemos de dónde venimos, no sabemos a dónde ir.

  • Correcto.

  • ¿Cómo es que eres capaz de crear estas paradojas?

  • Aparte de asociar libremente, no lo sé, tal vez sea un resultado positivo de no saber de dónde vengo, eso me hace buscar (wiBbegierde), supongo que ha llegado un punto donde esta búsqueda ya no llena al hombre, entonces de alguna forma la pulsión de muerte cobra vida en forma de agujeros negros que nos absorben, sumamente interesante.

  • Estas sumamente atrofiado- le dijo Elesban a Freud.

  • Sin embargo sigues viniendo.

  • Es como si la humanidad este acariciando el fondo de las cosas.

  • La humanidad pide a gritos ser destruida.

  • Increíble.

  • Cuéntame ¿funcionó tu plan?

  • Ho, no, claro que no, murió casi la mitad de la población para que triunfáramos solo por un momento.

 

Ania lloraba, el mundo parecía unificado por un momento, pero Ania lloraba.

  • La responsabilidad de esas muertes es mía, yo tome la decisión de…

  • Pero yo pude evitarlo y no hice nada.

  • Funciona por el momento, creen que un nuevo enemigo que no es de aquí acaba de aparecer, creen que es obra de la maldad y hasta se eleva la bandera de un solo Dios entre los religiosos.

  • Si y otros malditos creen que es obra de tecnología alienígena y un demonio.

  • Tal vez valga la pena, tal vez surja algo nuevo en nuestra ciencia que nos haga sal…

Elesban no se atrevió a terminar la frase, lo cierto era que las predicciones habían terminado y nada nuevo surgió del superordenador, del cual pareciera funcionar solo la parte intuitiva.

  • Brrrurhur”##$$%- Isaac el pequeño robot, comunico algo a su amo.

  • ¿Qué es lo que dice?- Ania preguntó, y Elesban continuo escuchando.

  • Dice que enormes ejércitos de robots apuntan al cielo, esperando al enemigo, tengo que irme, volare al otro lado del mundo, ojala cuando llegara viera la antigua Europa, tal vez me ponga un traje de alienígena.

Ania rio solo un poco.

  • Vamos- la abrazó y beso por primera vez- te prometo que esta vez solo volaran pedazos de hojalata-

  • Añuuubruuuubrrrruuubruuuu.

  • No te ofendas Isaac.

 

 

Sigmund Freud Inhaló y exhalo del puro, daba la impresión de incorporar algo.

  • Baya- dijo- no imagino cual fue la siguiente reacción.

  • Suicidios en masa, para pasar a un mundo mejor, incluso a algunos su dios se los pidió, que estupidez.

  • Por supuesto, no me imagino el final de esta interesante historia que me has contado.

  • Lo hemos agotado todo, solo queda una cosa por hacer antes de que se lleven el mundo entre las manos, no podemos salvar nuestro hogar y a ellos al mismo tiempo.

  • ¿El mundo aun puede salvarse?

  • Tendremos que ocultarnos por algún tiempo, y transmitir las enseñanzas aquí guardadas, para no podrirnos y enfermarnos, somos un grupo de alrededor de 100 científicos, hay niños también.

  • Y, ¿Qué es lo que queda por hacer?

  • Si, tenemos que acabarlos cuanto antes, a menos que te interese participar

  • ¿De qué forma lo haría?

  • Te daría una nueva memoria, pensé en dártela pero se me ocurrió preguntártelo sesiones antes, te negaste, llevarías un mensaje a la raza humana.

  • ¿Podría saber cuál es el mensaje que les salvaría?

  • Serias nuestro Dios y les enseñarías tu ciencia, cubrirías el vacio de las vidas, como dijiste, les dirías de donde vienen, entonces sabríamos a donde ir.

El silencio fue largo y tenebroso, finalmente el ente materializado en forma de Freud, que llevaba siglos viviendo en la biblioteca hablo.

  • Veras, me niego a hacerlo

  • Lo supuse

  • La raza humana ya ha tenido sus dioses en todas y cada una de sus civilizaciones, pero también sé que aunque me niegue puedes obligarme.

  • En cierta forma, si, pero no sería lo mismo, ¿recuerdas los humanos sin sentimientos?, tu voluntad me asombra.

  • Tienes una difícil decisión que tomar.

  • Parece que es tiempo de reconocer que realmente estamos solos.

  • Eso amigo mío, es un gran avance y una verdad.

  • ¿lo es?

  • Parece ser que mi energía esta por agotarse.

  • Puedo resolverlo.

  • Hooo, por favor no, gracias, nuestra sesión ha terminado.

Elesban sonrió al levantarse, este era el protocolo de los antiguos psicoanalistas, vio como Freud se difuminada como el oleo en una pintura y Él hablo por última vez.

  • Me da gusto que la última decisión sobre el destino de la raza humana la tome un psicoanalista.

Sonrió mientras desaparecía y quedaban puntos dorados de luz, la biblioteca se apago y murió.

Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (25)