Comentando mis microrrelatos

Moderadores: gloin, Eredine, Ric_S, Elanor, antonito3x

Comentando mis microrrelatos

Notapor 00151 » Lun Jul 09, 2018 9:29 pm

Para dar ejemplo, comento mis micros:

16 - NUNCA SABES LO QUE TE DEPARARÁ EL MAÑANA
En la primera versión Ulises viajaba al futuro, y así hubiese sido si se hubiese tratada de un relato, pero al ser un micro me di cuenta de que no iba a desarrollarlo adecuadamente así que lo modifiqué.
También es verdad que según iba escribiendo, mi parte racional fue ganando la partida y por eso ese final para Ulises.
Imaginad lo racional que es mi mente que si sueño que estoy volando automáticamente me digo "esto es un sueño. No puedes volar" y ya me veo caminando...
Por otro lado, él realmente cree que va a viajar al futuro, por lo que su final no es un suicidio, o al menos no es un sucidio previsto.

24 - LA SUEGRA Y EL GATO
Acepto que el micro puede llegar a ser aburrido, pero es que existe gente así en el mundo. No todo es diversión.

35 - UNA HOJA Y UN LÁPIZ
Ya que se trataba de un concurso de microrrelatos, decidi escribir uno más corto y de lo habitual y surgió esta idea.
El micro no tiene ningún misterio ¿cómo puede tenerlo siendo tan corto? Sencillamente Salvador escribe y reescribe sin descanso.
Y sobre el comentario que es religioso, esa es una idea preconcebida. ¿En algún momento se utiliza alguna palabra relacionada con la religion? Lo mismo podría haber sido un personaje de la mitología griega.

40 - EL EXAMEN DE HISTORIA
La primera vez que pensé en esta historia fue mientras veia por la tele la serie "Isabel" y pensé: imagina que en lugar de casarse x con y porque se ha muerto z las cosas hubiesen sido diferentes.
Y de esa primera impresión nació este micro, que gracias a vuestros votos, ha quedado en 4º posición.

41- EL AUMENTO
En este caso me decidí por escribir sobre una temática diferente a mis gustos habituales.
He visto que algunos no habéis entendido. Lo explicaré: Hernández vive en una sociedad donde todo se paga con comida. Quien trabaja mejor obtiene más comida y los que no, acaban muriendo de hambre. Hernández sabe que si come el pastel morirá, pero si sus jefes se enteran de que no lo ha comido (y en una sociedad así seguro que la privacidad ha desaparecido), toda su famila morirá de hambre y es la desesperación y el miedo de acabar como su antecesor lo que le lleva a su trágico final.
Podría haber esperado una semana, pero de poco le hubiese servido, solamente para llenar su cajón de pastelitos de chocolate.
Y otra pregunta era quien se veía gordo en la siguiente frase:
—Gracias, señor Largo —repitió mientras contemplaba su rechoncha figura en el espejo de cuerpo entero situado a su izquierda.
Hernández, pero en si los dos están gordos.

81 - EL DISCURSO
No pensaba presentar más micros cuando surgió esta idea. Al principio era solamente un discurso escrito para una celebración, pero según tecleaba la idea de la venganza fue surgiendo con fuerza. Si, puede que la parte del pobre amigo-conejillo de indias no haya sido correctamente desarrollada.
No quiero saber que sucedió al día siguiente en la fiesta.

Avatar de Usuario
00151
 
Mensajes: 848
Registrado: Mié Feb 06, 2013 8:51 pm

Re: Comentando mis microrrelatos

Notapor Mesonikis » Lun Jul 16, 2018 11:38 pm

Bueno, pues siguiendo el ejemplo de 00151, estos son mis relatos y mis comentarios sobre los mismos:
EN SOLEDAD
Este fue el primer relato que presenté al certamen y también, en cierto modo, el más diferente al resto de los que he presentado. Ya que en él, al contrario que en los otros, me he centrado más en mis emociones que en un hecho, mejor dicho, en una trama, previamente definida. No obstante, y en eso discrepo de la opinión de cierto compañero que llegó a indicarme que debería haberlo enviado a la papelera, para mí, al menos, es tan valioso como cualquiera de los otros.
OTRA VEZ ALLÍ
Esta historia es fruto en cierto modo de una noticia que escuché por la televisión de un señor que había sufrido un ataque de catalepsia (esa enfermedad que produce un estado de muerte aparente) pero también de una pesadilla que tuve.
EL REGALO DE REYES
Esta historia la concebí, precisamente, una Noche de Reyes. Y en ella, como es obvio, denuncio un estado de cosas que, por desgracia, y salvando mis licencias literarias, sigue teniendo lugar en menor o mayor medida.
BONIFACIO SE ESCRIBE CON B
Pues sí, como apuntó Vainomen, Bonifacio está inspirado, en cierto modo, en esa maravillosa película que es Los Santos Inocentes. Pero a diferencia de la película, donde el señorito quiere demostrar lo bien que lo hacía el Régimen con los sirvientes, con la clase obrera, en general, en mi cuento le he dado un tratamiento y una resolución más acorde no solo con la realidad de aquella oscura y aborrecible época que fue la Guerra y la Postguerra, sino en mis propias experiencias personales. Porque los caciques y prepotentes, por desgracia, son intemporales.
ES USTED HOMBRE MUERTO
La idea que me llevó a escribir este relato fue curiosa. Sin saber exactamente por qué, me puse en la piel de un reo que, en un momento dado, tiene la osadía de decirle en la cara al juez aquello de «Es usted hombre muerto». En cuanto a la ambientación, a la época en la que transcurre, pensé, casi al mismo tiempo que ideaba la trama de la historia, en los años veinte, concretamente en algún lugar de algún estado del sur de los Estados Unidos. Visualicé una de esas salas pequeñas, con estrados de madera y mujeres vestidas a la moda de aquellos años. En cuanto al juez, pensé en un personaje lo más parecido a aquel irrepetible actor, un Spencer Tracy ya casi setentón con unas gafas redondas y un estoicismo a prueba de bombas. Por lo que respecta a Jordan Peters, me inspiré en John Malkovich.

Y POR SI FUERA POCO
La inspiración de esta historia me la dio cierto programa de televisión en la que se abordó el tema de las manipulaciones de animales para transmitir enfermedades. Y claro, dicha manipulación podría responder, cómo no, a unos intereses muy concretos, ¿no os parece?
EL VIAJE
Los cerdos del comandante, una obra imprescindible a la hora de abordar un tema tan terrible como fue ese maldito holocausto que tantas vidas se cobró. Ese imprescindible libro de Eduardo Pons Prades y Mariano Constante, en el que se narra el infierno de los campos de concentración nazis a través de la experiencia de miles de españoles que fueron recluidos en ellos, fue la base principal para este relato.
PARA LO QUE VALIÓ
Esta historia la escribí como una crítica hacia esa literatura vacua y preciosista que antepone la pedantería de los adverbios y adjetivos «bonitos» a la contundencia de una descripción rotunda que se visualiza fácilmente.
UN NIÑO EXTRAÑO
El origen de esta historia, que a muchas y muchos os parecerá algo disparatada, fue una pregunta que me planteé: ¿qué pasaría si ese niño que fuimos nosotros, y que obviamente no se parece a nosotros mismos (aquel que disfrutaba tocando a los interfonos para salir corriendo, tirando piedras a los gatos de la calle o tirando petardos en el rellano de la escalera), regresase como un fantasma?
EL OSO
Para escribir este relato me inspiré, en parte, en el famoso Barbanegra, pero principalmente en el horror que supondría ser enterrado vivo, como le ocurrió al pobre Daniel de mi historia.
MATER TUA
Pues esta broma, la de esa frase latina, es real. Según supe por un profesor de latín, mejicano por cierto, es muy recurrente. Y claro, dado que ese docente es de la nacionalidad que Mario Moreno…
PEPITO
Este relato lo escribí a la par que El regalo de Reyes. Y como en él, he querido denunciar una realidad que, por desgracia, no solo sigue tan vigente como en épocas pretéritas, sino que amenaza con convertirse en un futuro más que posible.
EL QUINTO
La inspiración de esta historia me vino por un partido de mi Elche C.F que perdió por culpa de un más que dudoso arbitraje. Pero, a decir verdad, escribir sobre esos míticos cuatro jinetes siempre había sido un deseo para mí desde que era un niño.
OTRO SABOR
Este relato está inspirado en una anécdota que me ocurrió, precisamente, en un supermercado de mi barrio. Cuando estaba en la caja, la empleada se puso a discutir con su compañera por una chica que había detrás de mí con una rata enjaulada. Y cómo no, aquello me dio pie para escribir un nuevo relato de denuncia social. Por cierto, el pasodoble que menciono es el famoso Que viva España de Manolo Escobar.
LA HUIDA
El origen de esta narración es bastante oscuro. Fue durante un momento de desesperación en el que concebí la historia de un soldado que, durante la época en la que se perdió el Sahara español, y ante la terrible expectativa de agonizar en un hospital, buscaba una muerte más rápida a la par que gloriosa en pleno combate. Por cierto, Vainomen, en Rabt Sebeta no hay ningún fuerte, pero lo situé allí para buscar una lejanía aún mayor.
Mesonikis
 
Mensajes: 229
Registrado: Lun Nov 17, 2014 8:58 pm


Volver a I Concurso de Micro Relatos, Temática Libre

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados

cron