¿Caminan hacia su ocaso el ereader y el ebook?

En este foro los usuarios podrán subir las noticias que se vayan produciendo, sobre la temática de la web, y también se abrirá un hilo por cada noticia que se publique en la página principal.

Moderadores: Juan, Siu, cyclope, Moderadores

¿Caminan hacia su ocaso el ereader y el ebook?

Notapor Vainaimoinen » Mar Ene 17, 2017 4:22 am

En los medios especializados no hacen más que bombardearnos con la misma letanía, “las ventas de ereaders se han detenido e incluso han disminuido” igual pasa con las ediciones digitales de libros.


 


Ambos sectores parecen caminar hacia su muerte de manera inexorable, no se para de publicar estadísticas por doquier que confirman la reducción de ventas.


 


Como cuando salieron los primeros ereaders y empezaron las primeras ediciones digitales, hay partidarios para todo, puntos de vista optimistas y pesimistas.


 


En Zonaereader no hemos variado el criterio en todos estos años, lo hemos dicho por activa y por pasiva. Los ereaders nunca podrán competir con las tablets u otras pantallas capaces de reproducir vídeo y color, es imposible que una pantalla de tinta electrónica triunfe como producto generalista para los consumidores.


 


 


Pero ojo, que como producto específico para lectura si que puede triunfar, porque no tiene rival, sus características son inmejorables, no cansan la vista, sus baterías duran semanas o meses, se transportan fácilmente, y el acceso a los libros es prácticamente instantáneo y al mismo precio que en una tablet o teléfono móvil.


 


¿A donde nos lleva todo esto? Pues a algo que seguimos diciendo desde el principio y a lo que estamos asistiendo ahora en la realidad. Los ereaders se quedarán reservados a un segmento de población muy determinado, que son los aficionados a la lectura, ya se está realizando ese ajuste. Y ese ajuste continuará hasta que la oferta se adecue a la demanda real de estos aparatos.


 


 


Lo que ocurre es que se están dando factores antes insospechados en este ajuste del mercado. Analicemos algunos de ellos.


 


1.- La dependencia en el consumo entre los ereaders y los ebooks.


2.- El estancamiento tecnológico de los ereaders.


3.- El desarrollo de pantallas OLED con una resolución elevada.


4.- El nacimiento de otras formas de distribución de ebooks, no controladas por las estadísticas oficiales.


 


1.- La caída en las ventas de los ereaders es algo que se viene observando desde hace un tiempo PEW RESEARCH CENTER publicaba en junio del año pasado un estudio en el que se afirmaba que en el 19% de los hogares de EE.UU. Había un ereader muy lejos del 32% que afirmaba poseer uno de estos aparatos en el 2014.




 


 


Como dato significativo se puede observar que estos dispositivos son más populares entre las mujeres (22%) que entre los hombres (15%) un dato más que corrobora que las féminas leen más que el sexo masculino.


 


 


Curiosamente el porcentaje del 19% se acerca bastante a lo que decíamos no hace mucho de lo que correspondería más o menos a la proporción de la población que lee con cierta asiduidad. Seguramente esta cifra subiría un poco más, tal vez hasta el 25% si tenemos en cuenta las personas que leen en la tablet o el ordenador.


 


 


Hay otra estadística en esta ocasión de Estatista que muestra como el pico de ventas de ereaders se alcanzó en 2011 bajando desde esa fecha hasta llegar a una cierta estabilidad en el 2016. Lo cual vuelve a confirmar que el mercado está tocando fondo y es posible que llegue a tener cierta estabilidad a partir de ahora.



 




 


Es lógico por otra parte que el porcentaje de personas que lee baje, al dejar los ereaders que les regalaron perdidos por algún cajón. Si bien es cierto que los que ya leían leen más desde que tienen un ereader y que estos dispositivos han incorporado al hábito de la lectura a nuevos usuarios, también es cierto que los que no tenían el hábito de leer en su gran mayoría, finalmente han vuelto a dejarlo después de bajarse posiblemente miles de libros piratas que no van a leer nunca. Este punto lo hemos visto desde distintas perspectivas antes y aunque hay relación entre el número de ereaders en el mercado y la venta de ebooks, no todo se reduce a una relación causa efecto entre ambos factores, por ejemplo hay que tener en cuenta la aparición de nuevas tecnologías que van ocupando el lugar de los ereaders sigamos analizando este fenómeno.


 


2.- El estancamiento tecnológico de los ereaders se ha convertido en un fenómeno endémico en este sector. Se puede afirmar sin temor a equivocarse mucho que prácticamente los primeros ereaders tenían básicamente las mismas características que los actuales. Se ha mejorado la resolución, se ha mejorado la rapidez de refresco, se ha incorporado el WiFi como estándar y se han vuelto impermeables, más robustos y ligeros, pero siguen sin tener capacidad de reproducir vídeo y color, digamos que han ido mejorando el diseño y lo que había, pero no ha habido ningún cambio sustancial en la pantalla de tinta electrónica. Puede resultar cansino pero lo volvemos a repetir, una pantalla monocromática de grises, que no reproduce el vídeo, nunca podrá sustituir a una tablet como aparato generalista de los consumidores. Esto lleva a los ereaders hacia una segmentación evidente porque como aparato de lectura supera con creces a las pantallas retroiluminadas que producen fatiga visual y tienen que recargarse prácticamente a diario.


 


Hay algo que no entendemos y es que como es posible que los ereaders en su evolución, no hayan incorporado un pequeña placa fotovoltaica que les permitiría independizarse de la red eléctrica, haciéndolos mucho más ecológicos, pero doctores tiene la iglesia.


 


 


Amazon hizo llegar la esperanza a los consumidores cuando anunció que en el otoño del año pasado iba a lanzar un ereader de tinta electrónica a color, pero todo se quedó en un rumor que no se cumplió. Realmente el primero que lance un ereader con capacidad para reproducir el color y el vídeo de forma aceptable, conservando las características de la tinta electrónica, posiblemente rompa el mercado pero imaginamos que Amazon se lo estará pensando bastante, porque de alguna manera es hacerse la competencia a sí mismo en cuanto a sus tablets. Veremos que pasa en un futuro con Liquavista empresa que compró Amazon a Samsung.


 


 


3.- El mundo de las pantallas se ha revolucionado y camina a pasos agigantados hacia unas características realmente impresionantes que rozan el hiperrealismo con las nuevas pantallas OLED y AMOLED con resoluciones 4K. Las tablets y los teléfonos móviles siguen produciendo fatiga visual, ya que el problema que tienen es que al ser retroiluminadas sus pantallas emiten luz que termina cansando a los ojos, de alguna manera es como si fijáramos la vista durante mucho tiempo en una bombilla, pero la resolución que han conseguido es increible y hace bastante cómoda su visualización. Lejos quedan ya los tiempos en los que en el metro y los autobuses veíamos a la mayoría de viajeros leyendo en un ereader, hoy lo que se ven mayoritariamente son móviles, alguna tablet, también lectores de libros digitales y algún que otro libro de papel a los que han vuelto algunos consumidores.


 


 


Según Pew Research Center el 92% de los norteamericanos posee un teléfono inteligente en contraposición al 65% que tenía móvil en 2004.


 


Respecto a las tablets, el crecimiento ha sido mucho más elevado en el 2010 solamente un 4% tenía una, sin embargo hoy en día esta proporción ha crecido hasta el 45% de la población, más del doble del 21% que tiene un ereader. Mostramos una tabla con la evolución de la penetración en el mercado de las tablets.


 




 



 


Una de las consecuencias que se tendrían que sacar de esta información es la necesidad de adaptar los formatos y tipos de letra de los ebooks a las pantallas de los teléfonos inteligentes. En EE.UU. Algunos autores consagrados están volviendo al relato corto de más fácil lectura en un teléfono móvil.



 


4.- Si analizamos las ventas ebooks, observamos que las cifras actuales quedan muy lejos de las que se proyectaban hace unos años. Un ejemplo de ello son las previsiones que hacía Statista en el año 2013 y que proyectaba hasta 2018


 


ventas de libros electrónicos de año en año


Sin embargo tenemos otra infomación de CODEX más actual y cercana a la realidad:



 


En el cuadro podemos observar como en realidad las ventas de ebooks y los lectores subieron hasta 2014, para iniciar un proceso de disminución lento hasta 2016 en el que se aprecia de nuevo otra bajada.


 


Estos datos podrían infundirnos temores y los peores presagios, pero parece ser que la irrupción de la autopublicación cuyos datos quedan fuera de las estadísticas, están desvirtuando los datos que nos dan las organizaciones oficiales. Estas publicaciones no tienen ISBN en su mayoría y además no cuentan en las investigaciones porque quedan fuera de los recuentos que se efectúan teniendo en cuenta las editoriales tradicionales.


En realidad, seguramente si sumáramos estos libros publicados y no tenidos en cuenta, posiblemente estaríamos viendo un descenso mucho más ligero y un probable estancamiento de las ediciones de ebooks.


 


El mercado más bien se está reacomodando y adaptando la oferta a la demanda real, a partir de ahora posiblemente no veamos grandes variaciones.  


Última edición por Vainaimoinen el Mar Ene 17, 2017 5:00 am, editado 4 veces en total
Razón: Editar

Imagen

Avatar de Usuario
Vainaimoinen
Administrador
 
Mensajes: 5646
Registrado: Sab Dic 20, 2008 9:54 pm

Volver a NOTICIAS

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados