CdL 43: Las estrellas, mi destino/¡Tigre, tigre! [A. Bester]

Foro en el que se debatirá y comentarán distintos libros que los usuarios de Zonaereader propongan

Moderador: Saboteadora

CdL 43: Las estrellas, mi destino/¡Tigre, tigre! [A. Bester]

Notapor Saboteadora » Vie Nov 01, 2013 11:18 am

CdL 43: Las estrellas, mi destino/¡Tigre, tigre! (The Stars My Destination/Tiger! Tiger!) [Alfred Bester/1956/Ciencia ficción]

Imagen

Sinopsis
En el siglo XXV, cuando las técnicas de teleportación han cambiado de forma radical la sociedad de la Tierra, un hombre motivado por pasiones extremas emprende un carrera desesperada por cambiarse a sí mismo. Gully Foyle fue abandonado a su suerte y logró sobrevivir milagrosamente a una situación sin esperanzas; desde entonces ha venido acumulando riquezas y poder con un único objetivo: vengarse.

Podríamos definir “Las estrellas, mi destino” como un tobogán en el que una vez te montas, te deja sin respiro y lleno de emociones hasta un apoteósico final, germen de lo que será la literatura de ciencia ficción New Wave de los sesenta y setenta. Es un libro lleno de viajes, aventuras, humor, que rinde culto a modo de guiño a los clásicos como “Los viajes de Gulliver”, y más concretamente a “El conde de Montecristo” del que roba maravillosamente parte de su argumento y que cimenta la evolución del personaje de Foyle.

Las estrellas mi destino es uno de los eternos favoritos de la ciencia ficción, una novela de cabecera para cada generación de lectores que ha existido desde su publicación original en los años cincuenta. Un libro pirotécnico, intenso y rebosante de ideas al que se vuelve, una y otra vez, con placer renovado.

"En los setenta se la consideraba aún la mejor novela de ciencia ficción jamás escrita. Por supuesto, sabemos que eso sigue siendo cierto hoy en día" -- Kathyrn Cramer y David G. Hartwell


Esta propuesta ha sido por cortesía de :aplauso xabi1990 :aplauso , quien nos la recomienda con fervor. Y por si os lo estáis preguntando, ¡sí, este libro tiene dos títulos!

Ya podéis empezar a leer :quesi

¡Saludos!
Pienso, luego insisto.
Leyendo: La cena
Últimos leídos: La chica del tren / La mujer que vivió un año en la cama
Mi blog: La conspilación Pimienta

https://telegram.me/cdlzonaereader > Recibe info sobre el club de lectura :)
Avatar de Usuario
Saboteadora
Moderador
 
Mensajes: 3169
Registrado: Mar Dic 13, 2011 12:41 pm

Re: CdL 43: Las estrellas, mi destino/¡Tigre, tigre! [A. Bes

Notapor Diógenes » Sab Nov 09, 2013 10:19 pm

Muy buenas,
espero no colarme en las fechas, como siempre, comentando antes de tiempo. Pero permitidme que lo haga hoy porque este mes ando apuradito de tiempo y aún me tengo que leer el de Re:generación (que, como es cortito, lo he dejado para después).
No destriparé argumento, lo prometo. He, pues, aquí mis paranoias de este mes (bonito pareado):

Superado el shock que me ha supuesto interrumpir –con todo el gusto- la lectura de LA HIJA DE ROBERT POSTE de Stella Gibbons para leer el CdL 43: TIGRE, TIGRE del buen señor Bester, os prometo que he salido ileso del choque frontal entre estos dos universos distantes años luz. Pero ni bosón de Higgs que valga, ni granjas post-victorianas, ni ocho cuartos… Ni un rasguño, oigan.
Ya todos sabéis que no tengo rodaje leyendo libros de este género o de sus legítimos vástagos nacidos por esporas. Lo más próximo a la temática de Bester que ha caído en mis manos nunca, y de eso hace ya unos añitos, fueron las obras de H. G. Wells, George Orwell o Aldous Huxley, que supongo que no está mal del todo –son lecturas obligadas y he cumplido religiosamente-, pero me temo que resulta insuficiente para poder hablar con cierto rigor de una obra tan considerada en su género como LAS ESTRELLAS, MI DESTINO. Disculpad, pues, las posibles meteduras de pata de este pobre iluso que ha caído de bruces “En un mundo nuevo”, como Karina en Eurovisión.

Siempre que no tengo información giochipreziosi de una novela intento comprender el mundo que rodeaba al autor en el momento en que publicó la obra para abrir boca. Así que me ha tocado viajar en el tiempo hasta el año 1956, a los benditos EEUU. Y no me ha gustado nada lo que he encontrado, es evidente: guerra fría por un tubo, ensayos atómicos, carrera espacial, Rosa Parks,.. lo dejo aquí o terminaré echándome a llorar. Un caldo de cultivo, perdón… un caldo de gallina vieja –espesito- ideal para escribir TIGRE, TIGRE. Yo también lo habría hecho, claro que bastante peor que él.
Empezaré desde abajo. Alfred Bester era periodista según todas las biografías. Ni siquiera he intentado leer algunos de sus artículos (y me hubiese gustado) porque mi nivel de inglés es el de Pocoyó, pero intuyo que la crónica –social, de sucesos, etc- era un género que dominaba y que “palpita” en toda la novela. El estilo narrativo es ágil cuando describe, pero demasiado torpe cuando transcribe. Los registros no eran su fuerte y los diálogos adolecen de frescura. Demasiadas reiteraciones para mi gusto, que sólo han conseguido que ciertos pasajes parezcan extraídos de un capítulo del Doctor Who, por no meter en esta conversación a los ya suficientemente estigmatizados Trekkie´s.
De que el autor era un visionario nadie duda. Pero soy el ejemplo perfecto de paramecio de letras y poca fe puedo dar de hasta dónde sus tecnologías forman parte hoy día de la realidad científica tangible. Sé que los televisores son de plasma. Así que me voy a recrear en lo que considero, a mi juicio, lo mejor de la obra de Bester: su capacidad de autocrítica de una sociedad congestionada por las diferencias sociales y el choque entre culturas. Todo esto y más alberga esta obra breve, audaz, controvertida y, puedo intuir, espuria entre sus contemporáneas. Un potencial ejemplo de aquellas otras, parientes de la de Bester, capaces de esquivar la censura de los regímenes autoritarios y represores. Un magnífico ejercicio distópico, honorable en cuanto pueda tener de afán de superación.
Es evidente que los hechos narrados en TIGRE, TIGRE habrán satisfecho con creces los anhelos de aquellos a quienes guste explorar otros mundos, pero yo soy muy de aquí, y de lo que de aquí haya allí podré rendir cuentas, y poco más. Lo lamento de veras, pero soy muy muy terrestre y más aún, sedente.
Al grano. Me he dejado llevar durante toda la novela por mi deseo de ver al autor cuestionando la condición humana. Un aparente topicazo, pero no lo es. ¿Por qué?. Por el excepcional recurso de la elipsis que hace el autor. Y aquí me revuelco en mis fangos… Toda ficción está basada en la realidad. No lo digo yo, lo dicen los teóricos. Y toda es toda. Hasta la más pura ciencia ficción. Los “marisabidillos” dicen que Tolkien logró, sin parangón, crear –no recrear- toda una mitología. Llegó a la esencia misma de la condición humana, y la transformó. Vale, démosle la razón. ¿Y Bester?. Pues, sinceramente, me leería cien veces TIGRE, TIGRE antes que releer el truño del Hobbit. Yo no necesito el mundo de Karina, ese “mundo nuevo” al que me refería al principio. Me ha bastado con que el Alfred Bester parta de una realidad ya utópica de serie. Y eso, al menos a mí, me ha dejado ojiplático. Ejemplos: Religión, feminismo, conflictos bélicos, estamentos,… todo está desvirtuado. Más allá de los referentes arquitectónicos –menos “deconstruidos”, valga la redundancia- no existe una base “real” para la historia. Lo racional en el mundo de Bester no existe. No existe. No existe. Unir lo grotesco, lo psicotrópico, lo caleidoscópico, lo intangible,… y así hasta el infinito… en una sola novela no es moco de pavo. TRATAR LA REALIDAD COMO DISYUNTIVA DE LA PROPIA REALIDAD A LA QUE SE ALUDE me parece un magnífico logro literario. Y es, desgraciadamente, un recurso que en la actualidad muy pocos valoran por sí mismo. Si alguien tiene cuerpo –yo no, desde luego- para enfrentarse al filósofo Deleuze y a su teoría de “los pliegues” de la realidad, comprobarán que este señor describe muy requetebién este bendito recurso. (Y si quien me explicó el concepto me oyese citar a Deleuze en este comentario paranoide, me jauntea al planeta de los Teletubbies).
Sólo voy a recurrir a un spoiler de todo TIGRE, TIGRE para ilustrar mi particular visión de la “fenomenología besteriana”:
“(…) el progreso surge del choque de extremos antagónicos, de la conjunción de monstruosidades máximas (…)”

Y, agur, que "jaunteo" a Madrid (… jajajajaj… el corrector del imac propone "juanete").
Adjuntos
karina.jpg

Imagen

Avatar de Usuario
Diógenes
 
Mensajes: 654
Registrado: Sab Feb 09, 2013 12:42 pm

Re: CdL 43: Las estrellas, mi destino/¡Tigre, tigre! [A. Bes

Notapor Diógenes » Dom Nov 10, 2013 12:37 pm

Buenos días,
Ayer me quedé con ganas de extenderme un poco más en mis impresiones sobre el libro de Bester. Se me han quedado muchas cuestiones en el tintero, pero sólo me referiré a un par de ellas para no saturar el hilo.

1. A un pésimo lector de literatura fantástica como yo, que no puede leer en una mañana lo que hubiese debido para contrastar su criterio, no le queda otra que recurrir a las síntesis teóricas de terceros para obtener información sobre este género. He escarbando mis estantes y me quedo con un artículo escrito por Carmen Martínez Romero titulado “Literatura y psicoanálisis”, de donde extraigo este párrafo:

“[…] el texto freudiano que ha servido de base en la teorización psicoanalítica de la estructura narrativa ha sido LA NOVELA FAMILIAR DEL NEURÓTICO, donde Freud relaciona la estructura narrativa con la estructura inconsciente del sujeto, y considera el novelar del neurótico como la fantasía novelesca de la que nace la novela en general.
En el análisis de la novela se han aplicado las teorizaciones freudianas sobre la producción de la fantasía como sustitución del espacio real y la creación de la catarsis. La producción fantástica tiene su origen en la frustración interna del individuo. Sin embargo, mientras la producción fantástica insconsciente se caracteriza por no estar estructurada, la producción fantástica creativa se convierte, por medio de la forma, en una narración estructurada.
La catarsis también tiene que ver con esta reproducción fantástica pues la estructuración del deseo lleva a una identificación entre el lector y el héroe narrativo que produce en el primero una descarga de tensiones […]”


Desde que esta señora escribió el artículo las cosas han cambiado mucho y la interpretación psicoanalítica de la obra literaria está muy denostada, tanto como las propias teorías freudianas. Sin embargo, a mí esta visión me ha ayudado a comprender mejor el entramado de TIGRE, TIGRE.
Si observas la realidad que te rodea y descubres que está podrida –como la de hoy día en Españistán-, tal vez esto te lleve a concebir un mundo paralelo, que no tiene por qué ser mejor, baste con que se trate del lugar donde dejar plasmada tu disconformidad y tu deseo de que las nuevas tecnologías supongan una alternativa de mejora. La obra de Bester tiene mucho de esto. Y el mensaje de la novela parece ser que la entelequia psi tiene tantos inconvenientes como las bombas nucleares que se detonaban en el Pacífico mientras él escribía en su apartamento de Nueva York. Deduzco, pues, que el autor era un apasionado de las nuevas tecnologías, a la vista está, pero con el temor fundado de que el mal uso siempre es algo que cabe esperar. Al terminarla de leer he tenido la impresión de que la moraleja de la novela en 1956 era algo recóndito, entre líneas, al alcance de las mentes lectoras más lúcidas. Pero hoy resulta un poco perogrullada, sobre todo por el modo en que ha proliferado este recurso en los best sellers y el cine catastrofista, por ejemplo.
El protagonista es arquetípico, una rotunda víctima del sistema y sorprende el modo en que es rescatado de su involución en el trascurso de la historia hasta llevarlo al límite de sus posibilidades ¿humanas?. Sin embargo, en el último momento, aparece la esperada redención de los cojones típicamente americana. No me interesan las historias con final feliz ni sucedáneos, y TIGRE, TIGRE tiene un desenlace algo rosa. Una señora extinción de la humanidad me hubiese satisfecho bastante más. Aunque es sólo una cuestión de gustos. Como Saboteadora, prefiero lo gore al regaliz.

2. Es una lástima que el autor no haya tenido la posibilidad al final de la novela de utilizar un recurso algo más literario que el uso de pictogramas (hoy día asociados a la literatura infantil). Ciertamente, era muy difícil transcribir, por ejemplo, la sinestesia. Pero la técnica collage da mucho de sí en literatura y Alfred Bester no llegó a explotarla como era debido, aunque estuvo cerca de conseguirlo. Supongo que debió ser de los primeros en utilizar esta técnica –que me corrijan los más duchos en el tema si me estoy equivocando- y eso ya tiene su mérito.

Conclusión:
TIGRE, TIGRE me ha gustado. He pasado un buen rato y me ha hecho sentirme algo más joven, porque tengo el defecto de asociar este tipo de lecturas con mi adolescencia. Pero es un libro adulto, no cabe duda.

Adiosito

Pd. Miss Atomic Bomb 1957 (prima de Bester... :alterado )

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
Diógenes
 
Mensajes: 654
Registrado: Sab Feb 09, 2013 12:42 pm

Re: CdL 43: Las estrellas, mi destino/¡Tigre, tigre! [A. Bes

Notapor gloin » Dom Nov 10, 2013 8:29 pm

¡Qué tal!

La verdad es que me acordaba de poco de este libro. Habrá que cantar lo del tango, veinte años son nada...

A pesar del tiempo, la novela me ha vuelto a gustar. Menos de lo que me gustó, me temo, sobre todo por la evolución acelerada, en menos de un capítulo, de la personalidad de Gully respecto a la monomanía anterior. Que, como decía Diógenes, se hace un poco repetitiva.

Sin embargo la ambientación sigue pareciéndome brillante, con esa mezcla de viejo y novísimo, de extrapolación y recuerdo. No es la única novela que propone un futuro feudalismo capitalista (que se lo digan a Herbert o, con diferencias, a Bermúdez Castillo), ni la única que se centra en capacidades paranormales (Henderson no hizo otra cosa). Tampoco es la única que propone una muerte de las religiones (ejemplos mil), o cavernícolas tecnológicos (incluso un españolito, Tomás Salvador). Pero es difícil encontrar cohesionados todos estos temas.

Lo que me ha parecido más curioso ha sido todo el hilo subyacente del liberalismo molde EEUU, el de eliminar gobiernos e instituciones (incluidos los oligopolios y sus oligarcas) a favor de la iniciativa individual y de la “democratización” de los medios de producción. O de destrucción, léase armas/piros. En ese sentido me ha recordado mucho a su colega y compatriota (¡Heil!) Heinlein. Y la más explícita novela de Bester, El hombre demolido.

Una buena novela de su momento (los pictogramas que comentaba Diógenes parecen un preludio de la New Wave, sus obras magníficas y sus infumables trullos), con imágenes brillantes, personajes bastante planos y que, como debe ser la CF, da una ocasión para especular además de servir de escape y diversión.

Cenquiu xabi por el momento nostálgico.

Saludos
Lector: Kindle WiFi
Leyendo: El corazón de Tramórea, de Javier Negrete
Avatar de Usuario
gloin
Moderador
 
Mensajes: 4787
Registrado: Mié May 05, 2010 4:51 pm

Re: CdL 43: Las estrellas, mi destino/¡Tigre, tigre! [A. Bes

Notapor xabi1990 » Mié Nov 13, 2013 10:34 am

Siempre que empiezo una re-lectura de algún libro que leí hace muchos años (en este caso más de 20) lo hago con recelo. Mis últimas experiencias de este tipo me han hecho dudar mucho de mis valoraciones de entonces.

¿Y con Bester, que ha pasado?. Tristemente, me reafirmo en que mis lecturas de los 20 añitos mejor dejarlas en el recuerdo y no revivirlas hoy.

La historia me sigue pareciendo original en su desarrollo, toda ella basada en el famoso jaunteo y en una sociedad en guerra, sociedad estratificada más comercial que políticamente. Ya hemos comentado más veces que la mayor virtud de la CF clásica eran las historias impactactes, novedosas.

Eso sí, el tratamiento de personajes, la forma de escribir en general y los diálogos simplones me han rechinado los ojos ( sinestesia que había meter forzadamente en el comentario por lo brasas que han sido al final del libro con esta figurita literaria).

En cuanto empiezas a leer y ves eso de “proteger a las mujeres en el serrallo” no sabes bien que te impacta más : si eso de sea necesario “proteger” a las mujeres o el uso de “serrallo”. Y si no sabías antes te das cuenta de que estas leyendo un librico de hace unos cuantos añitos. Pues como casi de hace 60 años. Y eso explica bastante el estilo narrativo y sobre todo el final moralizante y exhortativo del libro.

Si prescindimos de contexto social y político decir que ¡Tigre, tigre! se deja leer aunque no lo he disfrutado. Me ha costado acabarle, de hecho. El final psicodélico, muy de la época pero a mi no me ha gustado hoy por hoy. ¿ Malo-malote todo el libro y al final es un pretendido salvador-catalizador-liberador de alma social humana? .... ¡venga ya!

En fin, que del “9” que le puse en mi juventud se me quedaría hoy en un “6”, y gracias.

Prometo no rescatar más cosas del baúl de los recuerdos y restringirme a lo leído recientemente o a lo no leído.

P.D. Mejor no hablamos de las patadas que le mete el señor Bester a la Ciencia. Perdonamos el jaunteo, vale, pero todo el primer tramo de su supervivencia en el pecio, su huída con el mismo y el asteroide-chatarra-amalgamada es un cúmulo de despropósitos. Es casi lo que más me ha divertido de la novela, ver esas coces mayúsculas ....
Avatar de Usuario
xabi1990
 
Mensajes: 2221
Registrado: Vie Oct 23, 2009 8:16 am

Re: CdL 43: Las estrellas, mi destino/¡Tigre, tigre! [A. Bes

Notapor xabi1990 » Mié Nov 13, 2013 11:10 am

Ja, ja, ja, tras escribir mi comentario os he leído ( no lo hago antes por eso de evitar influencias) y es impagable la foto de Miss Bomba Atómica. Bonita seta la de la chica (seta atómica, ojito, no seáis mal pensados). :carcajada

Se me quedó en el tintero lo de las religiones prohibidas ... ¿Y eso se publicó en la España de Paco?. ¿Sí?. Impensable .... Es un toque curioso, no se si original en la CF de la época, de la novela que a los españolitos nos hace sonreír.

Y las referencias de gloin, certeras como no podía ser menos en él. En esos años las obsesión con los poderes mentales (imposible no mencionar la peli Los hombres que miraban fijamente a las cabras), la carrera armamentística y la guerra entre bloques eran casi obligados. Y las soluciones a todos los problemas por parte de los técnicos –ingenieros, físicos, químicos .. – despreciando a políticos y ninguneando a humanistas también aparecen sin cesar.

Eso sí, a mi no me viene paralelismos con el políticamente inacatable Heinlein. Me han gustado las castas comerciales (ya, ya se que hay novelas mucho mejores que profundizan en esto) y pensaba yo en que en nuestra época aparecerían otros nombres “recien llegados” tipo los Ferrari o los Gates .... :alterado


Ciao.
Avatar de Usuario
xabi1990
 
Mensajes: 2221
Registrado: Vie Oct 23, 2009 8:16 am

Re: CdL 43: Las estrellas, mi destino/¡Tigre, tigre! [A. Bes

Notapor Saboteadora » Dom Dic 22, 2013 12:43 am

Hola!

Ya me he leído esto, ayer lo acabé (¿ayer u hoy? Ya no sé ni en qué día vivo!). Aplacé otro libro por este, ya que el otro era mucho más largo. Y pesado. Pues estaba deseando acabar con el tigretón este para seguir con el otro (que ya se ha puesto interesante con el niño diabólico, mecachis en la mar que me dan ganas de tirarlo por un barranco abajo :enfado ). Os podéis imaginar que no me ha enganchado especialmente, ni siquiera sé si decir que me ha gustado. No me ha llegado a disgustar, pero tampoco tanto como gustarme. Me ha picado la curiosidad, más bien, y por eso lo he leído hasta el final. Pero me ha parecido lioso, farragoso, pesado por partes. Largo para lo que cuenta, yo le habría quitado páginas. Me gusta el mundo que se describe, los viajes entre planetas, la gente que se describe, los poderes, todo eso, y el jaunteo (el espaciojaunteo es lo que más me ha gustado de todo y el momento en el que pensé "¡por fin va a merecer la pena haber empezado el libro!", aunque luego no fue lo que esperaba). Pero me parece que lo podría contar todo más fácilmente y sacar cosas que sobran. El final me ha dejado fría. No sé ni si me he enterado bien, pero sinceramente tampoco me han quedado ganas de volver a leer lo último para enterarme mejor.

En fin, no sé, quizá es recomendable para la gente a la que le guste mucho esta temática pero sobre todo para esa gente que se queja siempre de que los libros son muy simples, aunque lo dudo porque suelen ser gente que se da aires y luego no lee ni Caperucita Roja xD .


Diógenes escribió:me leería cien veces TIGRE, TIGRE antes que releer el truño del Hobbit.

:me_muero_de_risa :aplauso Hoy me cae Diógenes mejor que ayer jajajajajajaja (no me he leído el Hobbit pero mi experiencia con ESDLA ya me hace alejarme de todo lo que huela a Tolkien xD).
Pienso, luego insisto.
Leyendo: La cena
Últimos leídos: La chica del tren / La mujer que vivió un año en la cama
Mi blog: La conspilación Pimienta

https://telegram.me/cdlzonaereader > Recibe info sobre el club de lectura :)
Avatar de Usuario
Saboteadora
Moderador
 
Mensajes: 3169
Registrado: Mar Dic 13, 2011 12:41 pm


Volver a Club de lectura

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Google Adsense [Bot] y 115 invitados