BONIFACIO SE ESCRIBE CON B.

 
El banquete de la comunión había sido un éxito. De las diez docenas de perdices estofadas acompañadas por seis botellas de reserva del treinta y tres no quedaron más que un montón de huesecillos chupeteados. Pero hasta que María sirviese las rosquillas de naranja y el café había que procurar que los invitados, entre los que se encontraba don Eusebio, el cura, y don Ezequiel, el secretario del ayuntamiento, se divirtiesen un poco. Por eso, don Luis, el anfitrión, pensó en el marido de María.
— ¡Bonifacio! —gritó don Luis— Además de idiota, sordo.
—Mande, señor —contestó el marido de María sin apenas resuello por la carrera.
—Toma —dijo don Luis entregándole un pequeño lápiz y una libreta—. Demuéstrales a estos señores que sabes escribir tu nombre.
Bonifacio se inclinó sobre la mesa y, con los ojos entornados y mordiéndose la lengua en un gran esfuerzo de concentración, cumplió lo mandado con caligrafía de párvulo.
—¡Pero mira que eres animal!—dijo don Luis—Bonifacio se escribe con b, con b alta y no baja. Venga, lárgate a la cocina con tu parienta— le dijo dándole un pescozón.
Sin esperar a que se hubiese marchado, tanto el cura como el secretario, comenzaron a patear el suelo presos de una risilla histérica. Poco a poco, sus mejillas, ya enrojecidas por el tinto, se tornaron de color cárdeno a medida que las carcajadas se extendían al resto de invitados.
—¿Qué tal lo he hecho? —preguntó Bonifacio a su mujer.
—Cada día exageras más. Por cierto, deshazte de una vez de esos libros de…
—Filosofía —concluyó Bonifacio con una sonrisa.
—Cuanto antes los quemes, mejor. Si algún día te los ve el amo, acabarás en la misma cuneta que tus amigos de la Casa del Pueblo. 

 

Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (30)