Wert contra la copia privada

El ministro Wert quiere criminalizar la copia privada compartida

 

Hace escasos 2 días salía a la luz la noticia: el ministro Wert pretende convertir en ilegal crear una copia privada y compartirla con otra persona, modificación que va incluida en el Anteproyecto para la reforma de la Ley de la Propiedad Intelectual (LPI). Además, se anuncia que la Comisión de Propiedad Intelectual podrá actuar sobre bloques de contenidos (hasta ahora se debe procesar obra a obra), y para redondear la polémica se incluye que podrán denunciar igualmente a aquellos que se anuncien en las webs que a juicio de esta Comisión sean “piratas”.

 

 

Vayamos por partes: primero, la criminalización de la copia privada. Esto quiere decir que, de establecerse la norma así, una persona que compre una película, una canción o un libro electrónico (por ejemplo) no podría compartirla con nadie.

 

  • - ¿Qué? ¿No podría hacerle una copia a mi primo para que escuche la canción en su mp3?
  • - No.
  • - Pero si no hay ánimo de lucro.
  • - Da igual.
  • - Tampoco es comunicación pública.
  • - Irrelevante.
  • - ¿Pero puedo seguir haciendo copia privada?
  • - ¡Sí, por supuesto! Pero no se la vayas a dejar a nadie.
  •  

Este sería el panorama existente con dicha norma: la copia privada entre diferentes personas sería considerada ilegal. Hasta este momento, la LPI permite al usuario realizar copia privada, entre otras razones para conservar y poder ejercer el derecho de todos al acceso a la cultura (art. 44 de la CE). Este derecho no puede verse afectado mediante Decreto-Ley, pues la misma Constitución lo prohíbe en su artículo 86.1 , y tampoco por ningún otro tipo de normativa, pues la jerarquía legal indica que la Constitución está por encima del resto de leyes, y todo lo que vaya contra la misma no será aplicable. Así, la pregunta sería: ¿Consideraría un juez que el art. 44 de la CE está siendo afectado de alguna forma?

 

Por otro lado, se plantea la cuestión de cómo se va a poder vigilar algo que ocurre en la intimidad y entre particulares, sin violar esa intimidad.

 

Si me compro un sonido para el móvil y se lo paso por bluetooth a una amiga a la que le ha gustado, ¿estará el Gobierno vigilando mis comunicaciones para venir a por mí en ese momento? Improbable. Entonces, ¿cómo controlas las copias privadas que hace la gente y lo que hace con ellas sin invadir su privacidad? Este tema es bastante complicado, con lo que se presume por parte de muchos usuarios que esta va a ser una norma más que, en la práctica, no será aplicable. Parece un nuevo intento de ‘ponerle puertas al campo de Internet’.

Además, siempre podemos hacer una copia privada para nosotros mismos y regalarle el original a nuestro amigo. Eso es legal ¿no?

 

Monitor de PC como escena del crimen¿Y si hacemos una copia de seguridad de una película (hace ya tiempo que en algunas se da la posibilidad de descargarte la copia digital de seguridad de la película que has comprado) y se la dejamos al vecino para salvaguardar la película original? Una cosa es la copia de seguridad y otra la copia privada.

 

Por otro lado, si yo compro una película y la pongo en mi salón para verla con 6 amigos más ¿somos todos piratas? En esencia estoy compartiendo ese contenido con mis amigos sin que ellos hayan pagado nada. ¿Y si me compro un libro, luego tengo un hijo y se lo leo a él por las noches? ¿Y si se lo presto a mi vecino? ¿Y si voy a una biblioteca y saco un cd de música y lo pongo en mi fiesta de cumpleaños en mi casa? En todos estos supuestos hay personas que disfrutan del material y no lo han pagado. Pero ¿por qué ha de ser ilegal el compartir la información y la cultura? Ojo, que no se trata de defender que el creador no tenga que cobrar nada, pero lo que no se puede es querer obligar a todo el mundo a comprar lo que no quiere o no puede, y criminalizar al que comparte lo suyo con los demás.

 

Además, puesto que existe el derecho a copia privada, también existe la compensación por copia privada a los autores, que es una parte del precio que se les pone a los productos que hacen posible la creación de esas copias (soportes de grabación, grabadores…). Si reducen la legalidad de la copia privada ¿reducirán el precio de estos productos?

 

Vemos cómo la copia privada es importante. Y como la ley hay que interpretarla, podemos encontrar interpretaciones en las que se defiende que la copia privada sólo la puede realizar uno para uno mismo:

"Tampoco puedo presumir que actúo correctamente si adquiero un CD y hago una copia privada para un tercero, porque eso no es una copia privada, ya que el uso no es privado…" (en LegArs.eu)

 

Y otras en las que se defiende que la copia privada sigue siendo privada aunque sea para un tercero:

"No son pocos los que piensan que la copia privada es solamente aquella que una persona hace del compacto o del DVD que él mismo ha comprado en la tienda, por lo que las reproducciones que se hacen en Internet no estarían incluidas en el concepto y serían por lo tanto ilegales. Esa definición (...) corre como la pólvora por la Red a pesar de que la Ley de la Propiedad Intelectual es bastante clara a la hora de definir la copia privada simplemente como aquella "reproducción" que se hace "sin fin lucrativo" y para uso "privado"." (en bandaancha.eu)

 

Es más bien la segunda explicación la más difundida y compartida en la actualidad, ya que en la Ley no se establece que sólo sea privado si lo utiliza la misma persona que lo compró o que hizo la copia. Si la única interpretación fuera la primera, no necesitarían realizar esta modificación en la ley.

 

De todas formas, desde la industria digital se asegura que este cambio de concepto se quiere realizar más bien para que “el Gobierno pague menos dinero” en concepto de canon digital a las gestoras de derechos, con lo que no se trataría de una medida sólo para atajar la ‘piratería’.

 

La segunda cuestión: la Comisión Sinde podrá actuar sobre bloques de contenidos, en lugar de sólo sobre obras concretas. A raíz de esto, el subsecretario de Educación, Cultura y Deporte, Fernando Benzo, ha dicho que “queremos reforzar a la Comisión. Ampliaremos la posibilidad de que se puedan perseguir repertorios completos o la obra global de un autor, para tener unos mecanismos más amplios”.

Esto es un poco ‘de cajón’.  Si cuando crearon la Ley Sinde y su Comisión lo hicieron pensando que había miles y miles de descargas que estaban haciendo a la industria los artistas perder mucho dinero, y con el objetivo de denunciar todas esas descargas… ya podían haber pensado en esto de denunciar a bloques de obras antes ¿no? Por lógica. De todas formas si, como hasta ahora, compartir enlaces no es ilegal (recordemos que no se considera comunicación pública), lo mismo va a dar que denuncien en bloque que de uno en uno, aunque  se ahorrarán tiempo y papeleos.

Así, la Comisión no solo actuará sobre el sujeto individual que sube un contenido ilegal a la red, sino también aquellas páginas de enlaces”, añadió Benzo tras la clausura de la jornada ‘Cultura en Red’ que se organizaba en Madrid.

 

Por último, encontramos que en esta reforma han incluido la posibilidad de sancionar a los anunciantes que se publiciten en webs de enlaces consideradas “piratas”. De esta forma se busca eliminar la financiación que estas webs puedan tener por medios ajenos a los enlaces.

Aquí podemos plantearnos una serie de interrogantes: ¿por qué no puedo anunciarme en la web que quiera, si en el momento en que lo hago esa web es legal? Supongamos que un vendedor de electrónica se anuncia en la web aabbccdd.com. Esta web más adelante es denunciada ante la Comisión Sinde (denunciada, lo que no quiere decir que sea culpable). ¿Tenía el anunciante que adivinar que esa web iba a ser denunciada? Seguramente algunos responderían: “si es una web de enlaces, no haber puesto ahí tu anuncio”. Pues teniendo en cuenta que actualmente los jueces suelen fallar a favor de las webs de enlaces porque los enlaces son legales, yo diría que sí, que cualquiera puede poner su anuncio ahí si lo necesita y no tiene por qué pensar que la van a denunciar por ser “pirata”. Y aún yendo más lejos: si se demostrase que la web es efectivamente culpable, que contiene las obras y hace comunicación pública de ellas y tiene ánimo de lucro ¿tiene alguna culpa el anunciante?

 

Además de lo anterior, en el nuevo texto se incluirá también un apartado centrado en lograr que las entidades de gestión sean más transparentes, por lo que tendrán que rendir cuentas al Estado. Con ello se quiere evitar escándalos como el de la SGAE.

Manifestación contra la SGAE y el escándalo de la corrupción

 

Sin duda el Gobierno de España se está ‘poniendo las pilas’ ante el toque de atención que ha dado recientemente el Gobierno de EEUU respecto a la ‘piratería’ y a la falta de efecto que ha tenido la Ley Sinde. Ante el temor de entrar de nuevo en la lista 301 (en la que se encuentran los países considerados más piratas del mundo), se está intentando modificar la actual LPI con ideas como las anteriormente comentadas, además de otras como la criminalización de los enlaces, por ejemplo.

 

Habrá que ver en qué queda el Anteproyecto de la LPI y cómo se aplicarán las nuevas modificaciones cuando estén vigentes.

 

 

Fuentes:

- Constitución Española

- Alt1040

- La Información

- Kaosenlared

- Cultura El País

- Texto refundido de la LPI

- "Copia de seguridad, copia privada y comunicación pública"

- "Alguna notas sobre la copia privada"


Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (5)