Un nuevo concepto de tinta electrónica salta a las ventanas de nuestras casas y abre una nueva línea de desarrollo para reproducir el color. | ZonaeReader | eBook, Libros Electronicos & Recomendados

Un nuevo concepto de tinta electrónica salta a las ventanas de nuestras casas y abre una nueva línea de desarrollo para reproducir el color.

Era cuestión de tiempo que se avanzara en esta dirección y parece que ya ha llegado ese momento. La Universidad de Cincinnati han desarrollado una ventana inteligente a la que podremos modificar a nuestro gusto, cambiando el brillo, la temperatura de color y su opacidad. Esto es posible gracias a una capa de píxeles electrocinéticos, basados en el principio de la tinta electrónica, es decir la electroforesis.

 

Hasta ahora las ventanas de control electrónico son bastante caras y solamente pueden manejar la transparencia de las ventanas, pero no las variaciones cromáticas o volverse opacas.

En esta imagen de más abajo, podemos ver la escala cromática en los colores azul, amarillo, negro, transparente, gris y varias tonalidades intermedias posibles.

 

 

Las ventanas de los nuevos edificios pueden fabricarse así, y también se pueden adherir a las existentes, como un recubrimiento adhesivo, consistente en un panal de electrodos.

 

Solamente se ha creado hasta este momento un prototipo para probar el concepto, pero en el futuro será fácil crear ventanas que se transformen en una textura lechosa traslúcida, que impedirá la visión desde afuera del interior de la vivienda, pero que aprovechará hasta el 90% de la luz del sol. También podremos cambiar la tonalidad de la luz de un azul frio, a un amarillo más caliente y acogedor.

 

El funcionamiento de estos paneles es el ya conocido de la tinta electrónica, en el que según la tensión aplicada en los electrodos de la pantalla, produce que las partículas de color se organicen de una manera u otra, bien atrayendo a las partículas blancas, negras o un estado intermedio en el que se dan los grises.

En el caso que nos ocupa, se usan tres electrodos y partículas de varios colores para conseguir la dispersión coloidal, con lo que consiguen una variedad cromática superior a la tinta electrónica.

 

Atentos a esta nueva tecnología que puede abrir el camino a la irrupción del color por una vía que no se ha investigado hasta ahora. Nunca se habían mezclado partículas de distinto color en los píxeles de las pantallas de tinta electrónica para conseguir el color con ello. Evidentemente no estamos hablando de una pantalla de ereader, sino de enormes planchas incorporadas a las superficies acristaladas, que pueden realizar cambios globales de color y de transparencia. Pero la idea de meter tres partículas de color magenta, cian y amarillo, en un pixel y manejar sus mezclas con electrodos, hasta ahora no se ha experimentado, no sabemos si es porque no es viable, o simplemente porque no se le ha ocurrido a nadie, de momento la Universidad de Cincinnati lo ha hecho.

Las pantallas de tinta electrónica se construyen usando fotolitografía, que es la misma tecnología usada para los microchips y es muy cara. Sin embargo la nueva línea de desarrollo fabricaría estos paneles con la técnica HP’s roll-to-roll micro-patrón, una alternativa mucho más barata que produce la producción a gran escala.

Esta nueva tecnología que introduce las partículas del color en las microcápsulas y un coste de producción mucho más bajo es ideal para las ventanas, pero habría que ver las posibilidades que tiene para la tinta electrónica.

Hay competencia en este mercado para modificar los cristales de nuestras ventanas como los fondos de pantalla líquida basada en cristal y ventanas y materiales electrocrómicos, como el dióxido de vanadio.

Está claro que en el futuro, nuestras ventanas, y no sólo las ventanas, también las paredes cambiarán de color a nuestra voluntad, bastando para ello apretar un botón de un mando a distancia. Adiós a las cortinas y a los visillos, adiós a los pintores. La electrónica está desembarcando en la construcción, para transformarla como lo ha hecho con el mundo de la información y otros campos. Nuestros hábitos existenciales están cambiando cada vez más, acercándonos a lo que para muchos sería magia no hace tanto tiempo. Esperemos que estos cambios, lleven aparejados una mayor calidad de vida, pero para todos y que las máquinas nos liberen del trabajo y nos proporcionen mayor bienestar al conjunto de ciudadanos, para que podamos ejercitar nuestras mejores cualidades, como la creación artística o intelectual.

Los que empezamos hace unos siete años con los vetustos y sencillos ereaders chinos, no podíamos imaginar que la tinta electrónica iba a inundar el mercado, pero no el de pantallas sino el de otros campos como la construcción, la moda o los paneles informativos, empiezan a surgir aplicaciones insospechadas que nos permitirán modificar nuestras ropas, nuestras casas y todos los utensilios que nos rodean, la tinta electrónica no sólo sirve para leer.

Solo echamos de menos que se añada a estos paneles para las ventanas una placa fotovoltaica, flexible y transparente de grafeno, que permita generar la electricidad que necesitamos en nuestras viviendas y oficinas, eso contribuiría a frenar el cambio climático. Todo se andará.

Fuente: ExtremeTech, Más información.

 


Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (30)