Un directivo de Eink confirma que puede fabricar pantallas con más resolución, pero a la vez confirma que esa decisión corresponde a sus clientes.

Que los ereaders están llegando a su techo tecnológico es algo evidente para los que siguen el mercado de la tinta electrónica. Hay aspectos como la resolución de las pantallas en los que se puede avanzar y hacerlas todavía más nítidas, pero ¿Para qué? ¿Realmente apreciaríamos la diferencia con las resoluciones actuales?.

 

Lo que suponíamos ha sido confirmado por un directivo de Eink la empresa que fabrica prácticamente todas las pantallas de tinta electrónica.

 

"Nuestra posición sobre la alta resolución es que podemos darle a usted más resolución si usted quiere, pero la pregunta es, si el ser humano promedio puede apreciar una pantalla con mayor resolución de 300 PPI", dijo Giovanni Mancini, Director de E Ink Marketing global. 

"Algunos de nuestros clientes creen que 300 PPI está bien, pero otros creen que 265 PPI son suficientes. Es algo que estamos dejando a nuestros clientes ".

 

Y hay que tener en cuenta que cuando habla de sus clientes, se está refiriendo a Amazon, Kobo y otros mayoristas.

 

El directivo dijo que Eink está en condiciones de suministrar pantallas con mayor resolución de 300 píxeles por pulgada, pero que eso depende por supuesto de lo que quieran hacer Kobo o Amazon para su próxima generación de ereaders.

 

Realmente es muy difícil apreciar diferencias a partir de ciertas resoluciones teniendo en cuenta que estamos trabajando con pantallas pequeñas y 16 tonalidades de grises.

 

Es muy posible que a partir de ahora, la resolución de las pantallas de ereaders se limite a los 300 ppi alcanzados en 2014 con la tecnología carta. Seguir subiendo no tiene mucho sentido por lo imperceptible de ese aumento de resolución y los costes asociados a esa mejora técnica.

 

Esto ya ha pasado con los grises que empezaron con una escala de 4 grises y fue aumentando primero a 8 tonalidades y finalmente a las 16 actuales que lleva unos cuatro años sin sobrepasarse y que no tiene visos de hacerlo en el futuro.

 

Estamos aquí con el mismo planteamiento que con la resolución, un aumento en las tonalidades de gris, es prácticamente imperceptible para el ojo humano, como se demuestra en esta curiosa página y en esta otra.

 

Así que estamos llegando al “techo” tecnológico en algunos aspectos de los ereaders, no es así con respecto a otras funcionalidades como la capacidad de reproducir vídeo, que a pesar de llevar años desarrollada, no se termina de aplicar a estos dispositivos.

 

Ni que decir tiene del color, algo que empresas como Amazon podrían comercializar en un futuro próximo. La técnica ya la tienen a través de la empresa Liquavista que adquirió en su momento y de la que ha contratado varios ingenieros para desarrollar su tecnología.

 

En fin, hacerse la competencia a sí mismo, no es una buena política comercial, tanto Amazon, como cualquier multinacional están comercializando pantallas retroiluminadas de LED en estos momentos, y lanzar un dispositivo con tinta electrónica a color aceptable, probablemente sería acabar con toda la industria actual de pantallas, así que es muy probable que nunca veamos en el mercado un ereader con pantalla a color aceptable. Ojalá nos equivoquemos. En todo caso, para leer libros siguen valiendo perfectamente que es lo que nos interesa.

 

Fuente: Motherboard

 

 


Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (12)