Megaupload ha vuelto a funcionar con páginas porno y de malware por un olvido del FBI

 

 

El tema de Megaupload ha sido tratado tratado muchas veces en Zonaereader. En el mes de enero de 2012, el FBI protagonizó una asalto a la mansión privada de Kim Dotcom en Nueva Zelanda, que fue retransmitido por las televisiones del todo el mundo, provocando una mezcla de perplejidad y de rechazo por el tamaño de los medios empleados, y lo patéticos que resultaron los policías que intervinieron en la detención, encontrando solamente a la familia del fundador de Megaupload y algunos amigos de éste en la casa. Toda una parafernalia militar para incautarse de unos cuantos coches de colección y poco más.

 

 

 

Kim Dotcom (seudónimo de Kim Schmitz) fue acusado junto con cinco de sus socios de piratería, con un daño que ascendía a 500 millones de dólares (457 millones de € aprox.) de los cuales, los dueños de Megaupload se habían embolsado unos 175 millones de dólares (160 millones de € aprox.)

 

Con este cierre forzado Megaupload perjudicó a millones de usuarios, que habían pagado su servicio premium para alojar en su servidor sus archivos, que quedaron perdidos.

 

El FBI redireccionó la URL de Megaupload a una web en la que aparecía el Banner del organismo americano, con un texto legal en el que explicaba el motivo del cierre.

 

El caso es que desde hace unos días si se entra en Megaupload nos encontraremos con una página porno, una web de timos, o directamente, un sitio lleno de programas malware peleándose por instalar basura en nuestro ordenador.

 

¿Una venganza del empresario alemán de desbordante físico? Pues no, no es responsable este señor, la cosa sigue siendo igual de patética que el exorbitante asalto a la mansión del fundador de Megaupload. Simplemente el FBI se olvidó de renovar los dominios donde tenía alojada la web con la advertencia legal, y una avispada empresa de SEO —posicionamiento en internet— se ha adueñado del dominio redirigiendo la URL a sus propias páginas.

 

CIRFU.NET marca impulsada por la iniciativa del Cyber del FBI, registró a través de la empresa de servicios GoDaddy.com el dominio megaupload, y alojó en este servidor la página con el banner del FBI. El registro tenía la característica de la privacidad cuando se registró en el 2009 y sirvió para alojar las páginas de sitios, que eran intervenidos por el organismo americano. Pero ya cuando fue renovado en el 2011, la privacidad desapareció y a través de whois se podía ver perfectamente que fue la división Cyber del FBI quien contrató el dominio.

 

A través de Whois, se pudo ver perfectamente que el contrato era por un periodo de renovación de dos años de tiempo, y que el 1 de abril de 2015 vencía el plazo de la última renovación.

 

Pues bien el FBI, no renovó el dominio y finalmente el 13 de mayo Godaddy lo subastó, adjudicándoselo la empresa Syndk8media ubicada en Gibraltar, que ha alojado páginas que posiblemente rayen los límites de la legalidad.

 

La cosa no ha pasado inadvertida para Kim Dotcom, que se ha mofado nuevamente del FBI en Twiter afirmando que la oficina americana, está promoviendo el mismo tipo de conductas que debería estar combatiendo.

 

El organismo americano, ha dado una respuesta rapidísima y en cuanto ha saltado la noticia, ha impedido que el acceso a www.megaupload.com fuera posible, con lo que la empresa gibraltareña ya no podrá beneficiarse de este dominio, seguramente dentro de poco volveremos a ver el texto legal anterior.

 

Otro disparate más en el proceso  de la página de Nueva Zelanda, que al año aproximadamente de cerrarse renació nuevamente con el nombre de mega, y que al día de hoy sigue dando servicio de alojamiento gratuito por 50 Gb a sus usuarios.

 

Internet está revolucionando el comercio y la información, y afortunadamente sigue siendo todavía universal y libre. No en todos los países del mundo pero si en la mayoría. Esto, combinado con las posibilidades técnicas está generando lagunas, de las que algunos se aprovechan para enriquecerse ilícitamente con el trabajo de los demás, como era el caso de megaupload que no hacía propaganda de ningún contenido con derecho de autor, pero que si permitía que se alojaran en su servidor. Posteriormente el usuario que lo hacía, solamente tenía que difundir el enlace del alojamiento por la red, y de esa manera ya estaba a disposición de todo el mundo.

 

¿Es ilegal ese comportamiento? Pues no lo sabemos el tema es complicado, y desde luego, el procedimiento que se siguió no fue muy ortodoxo jurídicamente hablando —intervención de un organismo americano en otro país— un despliegue innecesario de medios que actuaron con una brutalidad innecesaria habiendo niños presentes, y finalmente millones de usuarios que tenían sus archivos legales alojados en el servidor de megaupload, y que se vieron perjudicados por el cierre indiscriminado de todos los servicios de la empresa neozelandesa, que incluso ha provocado la unión de los afectados para denunciar.

 

La justicia siempre va por detrás de la realidad social, no puede ser de otra manera porque son los avances sociales y tecnológicos los que producen la necesidad de cambiar las leyes que quedan obsoletas, por haberse promulgado en tiempos anteriores.

 

Sin embargo creemos que los tribunales tendrían que contar con un buen equipo de peritos informáticos, que les asesoren respecto a temas técnicos. Por ejemplo, en el caso de megaupload, habría bastado con que algunos expertos hubieran rastreado los archivos con derechos de autor y los hubieran borrado, dejando a salvo los alojados legalmente, y que Megaupload hubiera costeado esa búsqueda.

 

Imaginamos que dentro de unos años, habrá incluso un sector del derecho especializado en la informática, lo mismo que ahora lo hay en el tema penal, de familia, mercantil, etc. Pero de momento,  tendremos que asistir a espectáculos como este por bastante tiempo.

 

Fuente: Yahoo Finanzas

 


Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (6)