La Ley Sinde fracasa y USA quiere meter a España de nuevo en la lista 301

 

Hace poco tiempo comunicábamos en esta página que España salía de la lista 301   o Watch List (Lista de Vigilancia) en la que permanecíamos desde 2009 y que informábamos en noviembre de aquel año.

 

La industria de contenidos digitales de Hollywood a través de Chris Dodd, presidente de la MPAA se lo ha comunicado a Mariano Rajoy y a otros funcionarios de la Administración Española. El estadounidense ha mostrado en una carta la frustración del Lobby americano de la industria de contenidos, después de ilusionarse con la aprobación de la Ley Sinde a principios de la legislatura y que el gobierno de Zapatero había dejado a medias.

 

Dodd  ha dicho en la carta:  “Comprensiblemente, ha habido otros asuntos de los que ocuparse” para terminar afirmado: “Urge tomar medidas ahora”. “Un uso de Internet más responsable será beneficioso para España”.

 

Primero fue el presidente Obama, el que le leyó la cartilla al Presidente Zapatero hace cuatro años, y ahora le ha tocado el turno a su sucesor Mariano Rajoy.

 

En principio y siguiendo nuestra secular tradición, íbamos a ser más papistas que el Papa, y también nos pegó un tirón de orejas Europa a través de la entonces Comisaria de Cultura Vivianne  Reding.

 

En el año 2009, también explicábamos el proceso por el que se había llegado hasta ese momento y los primeros análisis de la Ley.

 

Posteriormente  en el año 2010 hicimos un análisis más exhaustivo y en el mismo año, se publicaron los cables de Wikileaks en los que se desvelaban las importantes presiones que realizó la embajada americana en España, para que se promulgara la Ley Sinde.  

 

Lo irónico del caso, es que el fracaso de la Ley no ha venido por la dudosa garantía procesal que ofrecía, ni por el rechazo que podía causar en los usuarios, o la capacidad de mutar de las webs que se cerrarán por medio de esta norma, ha venido dada por la inoperancia de la Comisión de Propiedad Intelectual, que sólo ha recibido desde marzo de dos mil doce, 361 solicitudes de inspección de contenidos con derechos de autor de terceros. Y de estas, hay que descontar las 200 denuncias presentadas  en los primeros días de funcionamiento de la Ley por el músico y miembro de SGAE Eme Navarro, que por cómo se han desarrollado los acontecimientos ha conseguido su objetivo de poner de manifiesto la inutilidad de la Ley Sinde-Wert.  Cuarenta y seis denuncias fueron archivadas por defectos de forma. De las 115 restantes, 90 siguen en fase de investigación y 25 terminaron en un acuerdo que permitió la retirada de los contenidos denunciados. En dos ocasiones, por que se dictó una resolución  (paso previo a la intervención judicial) y en las demás, porque valió con la primera o la segunda notificación a los presuntos infractores. ¡Todo un éxito!

 

Pero no hay problema, Teresa Lizaranzu, presidenta de la Comisión de Propiedad Intelectual, ha manifestado que se reúne con el resto de miembros de la Comisión una vez por semana  “para fijar criterios comunes”, aunque se mantienen en permanente contacto “por la vía telemática”. No cabe duda de que los piratas informáticos están temblando de miedo.

 

Gran parte de las denuncias reales (87, entre marzo y diciembre) fueron efectuadas por la Federación para la Protección de la Propiedad Intelectual (FAP) que representa a la patronal del cine y de los videojuegos, los portavoces ya se han quejado de la lentitud e ineficacia de la Comisión Ministerial.  Este organismo privado, consiguió en el año 2011 la retirada de 400.000 enlaces de descargas, simplemente con envíos de cartas a los responsables. Según parece la Comisión que creó la Ley Sinde ha conseguido retirar tres o cuatro enlaces de webs, ¡Otro éxito más!

 

Tal es la decepción que según se informa en el País  Las sociedades de gestión de derechos de los productores de cine no han hecho llegar ninguna denuncia desde septiembre, tampoco lo ha hecho la SGAE o la AISGE desde la promulgación de la Ley Sinde.

 

En la carta de Dodd se citan tres medidas urgentes que hay que tomar para la no inclusión en la lista 301: “Incentivo de la oferta legal, una labor de concienciación social, desde el seno de la educación, de la familia y la industria, y cambios normativos que agilicen el trabajo”.

 

Ya hay un borrador del texto de un proyecto de ley que tratará de cumplir con lo exigido por la industria de Hollywood.  Cuando tengamos acceso a él, lo comentaremos.

 

En la entrega de los premios Goya de hoy, se ha criticado el IVA los recortes, y la piratería pero se sigue sin dar una solución viable al problema.

 

En Zonaereader ya analizamos el fenómeno en 2010 y seguimos pensando lo mismo, la solución no es la represión sino la imaginación, y sobre todo el vender con un precio justo los libros digitales, aprovechando otras formas de negocio que están empezando a surgir en la red.

 


Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (1)