La energía eólica ha sido la primera fuente de producción eléctrica en España en el año 2013.

Tags:

Quedan lejos ya, aquellos tiempos en los que los aerogeneradores provocaban una sonrisa en los escépticos, que como pájaros agoreros ufanos y seguros de sus augurios, predicaban la inutilidad de la energía eólica que nunca podría compararse a la nuclear o térmica.

 

Esta locura basada en los intereses de las grandes compañías eléctricas y petroleras, ha ido cayendo poco a poco en el tiempo con los desastres de Chernobil, Fukushima y la constatación —la realidad es tremendamente machacona— de que los combustibles fósiles han llegado a su cenit, como en el caso del petróleo, o llegarán en pocas décadas como es el caso del gas natural, pero lo que ya nadie pone en duda es que terminarán por agotarse antes del final de este siglo.

 

El modelo de producción energético centralizado y controlado por unas cuantas empresas poderosas lleva al oligopolio de una manera inevitable, y esta forma de organización empresarial en el mercado, produce el aumento de los precios de la energía.

 

Que esto es así, y que además estamos poniendo en peligro la supervivencia de la vida en el planeta si seguimos quemando combustibles fósiles, ya no lo duda nadie excepto el primo de Rajoy que por otra parte, parece ser que no opinaba así, sino todo lo contrario, y se irritó bastante por las declaraciones del entonces jefe de la oposición; realizadas nada menos que cuando se iba a entregar el premio Príncipe de Asturias a Al Gore  en Oviedo.

 

La energía eólica tal como se está planteando, tampoco es que sea un modelo de energía descentralizado, porque su coste de instalación no está al alcance de cualquier ciudadano, sin embargo la fotovoltaica sí que podría serlo perfectamente, porque cualquier comunidad de propietarios o propietario de vivienda unifamiliar, podría instalar placas en su tejado que sirvieran para el autoconsumo vendiendo el excedente a la red para compensar los picos de consumo a la baja durante la noche. De alguna manera sería una especie de “cooperativa energética” en la que los vecinos de un barrio se venderían electricidad los unos a los otros. Con esta forma descentralizada de producción de energía, se calcula que las necesidades energéticas dependientes de las grandes centrales eléctricas, bajaría entre un 50 y un 70%, se podrían cerrar todas las centrales nucleares, manteniendo unas pocas térmicas para asegurar la distribución en momentos de escasez de lluvias y de viento, hasta que se fuera implantando un modelo de acumulación de la energía eólica y fotovoltaica combinándola con el hidrógeno.

 

Tal vez Rajoy estaba preparándose el terreno como ya lo hicieron Felipe González y Aznar que actualmente ocupan puestos de consejeros en dos grandes multinacionales eléctricas, (cada uno, en una distinta como si se hubieran repartido las prebendas por las empresas). Cuestión de la que el ex presidente José Luis Zapatero no participa, y tal vez por eso, potenció las renovables como ningún otro gobierno lo hizo anteriormente. Aunque la forma en la que lo hizo, es cuestionable y estamos viendo hoy las consecuencias de una política de subvenciones sin más.

 

Hace unos veintinueve años, se instaló el primer aerogenerador en España, por primera vez la energía eólica es la mayor fuente de producción eléctrica, según datos de la Red Eléctrica de España.

 

El viento ha producido el 21,1% de las energía eléctrica de España (3 puntos más que en el 2012) un poco por encima de la nuclear que ha alcanzado el 21%

 

Pero la cosa no se queda aquí, porque la energía hidráulica ha producido un 14,4%, la solar fotovoltaica un 3,1% y la solar termoeléctrica (combinación de solar y térmica) un 1,8%. Si sumamos la electricidad procedente de energías renovables nos da un total del 40,4%. Algo que era una utopía hace pocos años.

 

La tercera fuente de generación ha sido las térmicas de carbón (14,6%), seguidas de la hidráulica (14,4%), la cogeneración (12,4%), las plantas de gas de ciclo combinado (9,6%), la solar fotovoltaica (3,1%), las incineradoras (2%) y la solar termoeléctrica (1,8%)

 

La demanda peninsular de energía eléctrica durante el 2013, una vez tenidos en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, ha descendido un 2,1%, lo que supone su tercera caída anual consecutiva. La demanda bruta fue de 246.166 GWh, un 2,3% inferior a la del 2012.

 

El 23 de enero fue el día en el que se consumió más energía eléctrica, al alcanzarse los 808 GWh. Además, el 27 de febrero se registró el valor máximo de demanda instantánea con 40.277 MW a las 20.42 horas.

 

A lo largo del 2013, la energía eólica ha tenido una especial participación en la generación global con una producción de 53.926 GWh, un 12% más que en el 2012. Además de la producción anual, la energía eólica superó otros máximos.

 

El 6 de febrero la eólica anotaba un nuevo máximo de potencia instantánea con 17.056 MW a las 15.49 horas, un 2,5% superior respecto al anterior registrado el 18 de abril del 2012.

 

Está claro que la energía renovable es más barata que la basada en los combustibles fósiles, y posiblemente todo el tema de las subasta de electricidad que estamos presenciando en estos días, estuviera pactado de antemano. Esperemos que este paripé no nos lleve a que se reabre Garoña y que tenemos que pagar esa nueva apertura todos con nuestros impuestos.

 

Fuente: Red Eléctrica de España
 


Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (18)