El presidente Obama se ve forzado a cambiar la normativa sobre el espionaje, por las revelaciones de Edward Snowdem

 

 

El presidente Barack Obama, ha anunciado en un discurso en el Congreso, que el Gobierno de Estados Unidos, dejaría de almacenar enormes cantidades de datos de teléfono en los ordenadores de la NSA pero no ha dicho que se borrarán esos archivos, si no que se buscará un sitio alternativo para su alojamiento, como por ejemplo las compañías telefónicas, las cuales están obligadas a facilitar la información si se lo solicitan al Gobierno, ¡Fantástico! ¿Quién pagará ese servicio de almacenaje? Los de siempre.

 

Además a partir de ahora, los funcionarios de inteligencia, deberán solicitar la aprobación de un Tribunal Secreto de Seguridad Nacional, antes de la realización de búsquedas por parte del Gobierno en el teléfono de una persona. También han reducido la información que se puede obtener, solo se podrán ver las conexiones personales.

 

Según ha dicho el presidente norteamericano, ha dado órdenes a sus servicios secretos para que deje de espiar a los jefes de Estado de los países aliados, aunque la prohibición no se extendía a los miembros del servicio de vigilancia de los presidentes de otro país.  —No encuentro una palabra amable para calificar esto—

 

Obama en un intento de “equilibrar” la seguridad nacional con la privacidad y los derechos civiles dijo: "Las reformas que propongo hoy deben dar al pueblo estadounidense una mayor confianza de que sus derechos están siendo protegidos, así como las agencias de inteligencia y  nuestra policia mantienen las herramientas que necesitan para mantenernos seguros”.

 

En su conjunto, las revisiones de las prácticas de la NSA, tanto en casa como en el extranjero comprenden la revisión más significativa de la vigilancia EE.UU. en más de una década. Se centran principalmente en tres tipos de operaciones de espionaje: la recogida masiva de registros telefónicos, colección masiva de las comunicaciones exteriores y la vigilancia de los líderes extranjeros. La reforma también incluye cambios en el tribunal que supervisa la vigilancia de la NSA.

 

El programa de vigilancia intensiva de EE.UU. fue implantado por George Bush tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, pero no fue desvelado hasta que Edward Snowdem, informó de ello a los medios de comunicación.

 

Las nuevas medidas, han sido criticadas por sectores progresistas porque no ponen fin a la recogida de datos indiscriminada de las redes telefónicas,  solamente cambia la ubicación de su almacenaje. Los sectores más conservadores sin embargo, critican a Obama justamente por lo contrario, porque puede poner en peligro la seguridad de los ciudadanos.

 

Para rematar la faena Obama dijo que, si bien se están desarrollando nuevas reglas, las búsquedas se podrían hacer sin orden judicial "en el caso de una verdadera emergencia."   ¿Y quién decide que esto es una emergencia? ¿Un Tribunal Secreto?

"El poder de las nuevas tecnologías significa que hay cada vez menos restricciones técnicas sobre lo que podemos hacer", dijo Obama. "Esto coloca una obligación especial en nosotros para hacer preguntas difíciles acerca de lo que debemos hacer."

 

En estos temas como en otros el premio Nobel Barack Obama, ha manifestado una faceta de ambigüedad con respecto a las esperanzas que se depositaron en él. Parece que como en todos los países del mundo una vez que se llega al poder las cosas cambian y las presiones de los grandes Lobbys se notan. El Presidente no ha cerrado Guantánamo y no ha impuesto la Seguridad Social como prometió en su programa, eso por ver algunos temas de los muchos que debería haber cumplido de una manera más radical y tajante.

 

Los estadounidenses viven una especie de paranoia desde los tristes atentados de las torres gemelas, y han dedicado muchos millones de dólares en fortalecer organismos para evitar otro suceso como aquél. Esta preocupación es totalmente comprensible, nosotros también hemos sufrido el terrorismo, pero un exceso de poder de los servicios secretos de un país puede llevar a que ejerzan una especie de “poder en la sombra” y en base a una cuestionable “razón de estado”  se coloquen por encima de la Ley que se aprueba en el  parlamento por los representantes del pueblo, como ha sido el caso del espionaje telefónico.

Esta tibia modificación de un status claramente ilegal de la NSA, no se hubiera llevado a cabo si no fuera por Edward Snowdem que reveló estas prácticas a todo el mundo, escandalizando a los gobiernos espiados y a sus ciudadanos.

 

¿Y cuál ha sido el pago recibido por este acto que ha obligado al hombre más poderoso del mundo a realizar un cambio normativo aunque sea mínimo? Pues el aislamiento y la persecución y el riesgo de ser encerrado en una celda aislada, condenado de por vida si los agentes de espionaje estadounidense logran encontrarlo.

 

Según la organización no gubernamental AVAAZ Edward Snowden no tiene adónde ir y su período de acogida en Rusia tiene los días contados, pero hay una salida. Dilma, la Presidenta de Brasil, está indignada con el programa de espionaje norteamericano y los expertos afirman que podría desafiar la enorme presión de EE.UU y brindarle asilo a Snowden. Para apoyar una petición de asilo de Snowdem en Brasil, la ONG ha iniciado una campaña de recogida de firmas para enviárselas a la presidenta de Brasil.

 

El visado de un año de Edward se va agotando, y los tiburones que ya nadan en círculos a su alrededor están listos para arrastrarle de nuevo hasta Estados Unidos, donde difícilmente recibirá un juicio justo. Por suerte, la presidenta Dilma odia el mega proyecto de espionaje PRISM y no ha dudado en cancelar su visita oficial a EE.UU por este motivo, y en ponerse manos a la obra para impedir que los brasileños sean vigilados.

 

Las revelaciones de Snowdem han provocado que además de EE.UU. países como Alemania y Brasil hayan comenzado a reformar las políticas de protección de la privacidad de sus ciudadanos, y esto lo ha conseguido un hombre solo.

 

Se puede firmar apoyando el asilo en Brasil de Edward Snowdem, firmando en la web de AVAAZ, lo puedes hacer siguiendo el enlace de abajo.

 

http://www.avaaz.org/es/send_snowden_home_loc/?begeQeb&v=34397

 

Fuentes: Washington Post y AVAAZ.ORG 

 


Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (31)