El cierre de Megaupload ha perjudicado a las medianas y pequeñas productoras cinematográficas

Cuando se ha cumplido más de un año del cierre del portal de descargas Megaupload un reciente estudio de la Munich School of Management y la Copenhagen Business School ha puesto de manifiesto que éste sólo ha beneficiado a las grandes producciones (block busters) mientras que las pequeñas y medianas producciones han sufrido una considerable pérdida.
 
En el citado estudio para definir el tamaño de la producción tuvieron en cuenta el número de salas de cine que proyectaron la película, y para obtener los resultados se recogieron datos de 10.272 películas proyectadas en 50 países.
 
Y el resultado es que descubrieron que la recaudación de la mayoría de películas no aumentó. Mientras que para las películas de medio alcance el efecto del cierre fue negativo. Sólo las películas más taquilleras pudieron verse beneficiadas de la ausencia de Megaupload.

La explicación de este resultado es simple: cuando se compartía una película en Megaupload se generaba una serie de comentarios en torno al título en cuestión que funcionaba a modo publicitario para producciones que no cuentan con los millones, que a veces pueden ser hasta cientos, que Hollywood aporta para sus producciones más caras en materia de publicidad.
Ese tráfico de copias generaba un interés en el público por estas películas para cuando llegasen a las pantallas (en el caso de que lo hiciesen), y esto permitía a los agentes de ventas que pudieran posicionar sus productos en el mercado de la exportación de cine, dominado casi exclusivamente por Hollywood.
 
Con el cierre de Megaupload, esa publicidad gratuita que garantizaba la difusión de contenidos desaparece.
 
Evidentemente  este estudio no ha sentado nada bien a la MPAA (Motion Picture Association of America). La patronal del cine estadounidense. 
 
Hay que tener en cuenta que lo que los “estudios Hollywoodienses” miden es cuánto dejan de ganar los productores, no cuánto pierden, y son conceptos muy diferentes.
 
 Y en este caso volvemos a una polémica generada ya muchas veces, y es que por el hecho de que un usuario se descargue gratuitamente una película, o un libro, no significa que si no tuviese la oportunidad de hacerlo, o no lo hiciese directamente, acuda al cine a ver esa película o se compre ese libro, con lo que estimar  “lo dejado de ganar” entiendo que no es en ningún caso un parámetro significativo o al menos determinante a la hora de valorar el impacto de la piratería.
 
Por último también tenemos que tener en cuenta las denominadas “cuotas de pantalla”. De sobras es sabido que las distribuidoras  de “Hollywood” venden “packs de películas”,  es decir junto a un taquillazo obligan a adquirir películas satélite cuyo interés puede resultar no ínfimo sino nulo directamente, y estas películas satélite ocupan pantallas que impiden la proyección de otras producciones, en este caso mayoritariamente pequeñas y medianas, y generalmente de países diferentes a los Estados Unidos.
 
Con lo que al hacer una megapublicidad de un blockbuster “Hollywood” no sólo consigue colocar en un buen número de cines su película “estrella”, sino que además lo hace de subproductos, y esto en detrimento del resto de producciones, lo que genera un empobrecimiento de los contenidos y una pérdida importante de diversidad cinematográfica.
 
Fuentes:
Diariobae
Xatakaon


Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (14)