Bradley Manning condenado a 35 años de cárcel.

Ayer se dictó sentencia en el caso WikiLeaks.
 
El tribunal militar que ha juzgado al soldado Bradley Manning ha condenado a éste a 35 años de prisión y la expulsión del ejercito con deshonor por la filtración de documentos “secretos” a Wikileaks.
 
Entre los documentos filtrados estaba incluído un vídeo del año 2007 del ataque de un helicóptero estadounidense en Bagdad contra varios civiles y dos periodistas que murieron tiroteados, documentos dónde quedaba de manifiesto el maltrato a prisioneros por parte de oficiales iraquíes bajo la mirada de militares norteamericanos o informes que demostraban que las víctimas civiles durante la guerra de Iraq fueron mucho mayores que la estimaciones oficiales...
 
Aunque la sentencia es alta podría haber sido mucho mayor, hasta de 90 años. En cualquier caso cuando cumpla una tercera parte de su condena puede solicitar la libertad condicional, pero más de 10 años en prisión no los va a poder evitar.
 
Desde WikiLeaks consideran que el juicio contra Manning intenta sentar las bases para el “posible” enjuiciamiento y procesamiento de Julian Assange, que no nos olvidemos fué presentado por la acusación como cómplice de Manning.
 
La justicia, y en este caso la justicia militar, estadounidense muestra mucho celo en juzgar y condenar a quién es capaz de denunciar los atropellos que este país comete saltándose toda la legalidad internacional y no teniendo el más mínimo respeto por los tribunales internacionales, pero ninguno en juzgar y condenar a quienes cometen semejantes atrocidades contra ciudadanos y países enteros.
 
Y por desgracia tenemos un claro ejemplo de ello en nuestro país con el asesinato de José Couso.
 
Recordemos que José Couso, Tareq Ayoub y Taras Proysiuck, eran periodistas que murieron asesinados a manos del ejército estadounidense. Estaban en Bagdad cuando la mañana del 8 de abril de 2003 la IIIª División de Infantería Acorazada perpetró un ataque contra todas las sedes dónde se alojaba la Prensa independiente, Al Jazeera, Abhu Dabi TV y el Hotel Palestina.
 
Estados Unidos no ha hecho ningún intento de juzgar y condenar a los ejecutores de semejante atropello contra la libertad de prensa que se saldó con tres muertos y 20 heridos. “Ellos que presumen de ser adalides de las libertades y derechos humanos”.
 
Y lo más triste es que en nuestro propio país ha tenido que ser la familia de José junto con la asociación Hermanos, Amigos y compañeros de José Couso (HAC) los que han tenido que impulsar la querella que motiva la investigación judicial que se está desarrollando en la Audiencia Nacional, a pesar de las trabas impuestas por el Gobierno y Fiscalía.
 
 
Fuentes:
 
http://josecouso.info
 
El confidencial
 
foto: bradleymanning.org


Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (29)