¿Revolucionará Amazon el mercado de pantallas de las tablets y móviles?

Hace poco tiempo se publicó una noticia en los mentideros de la corte electrónica que mencionaba como Amazon está solicitando ingenieros de producción para su planta en Shenzhen regentada por la empresa subsidiaria del gigante vendedor americano, Beijing Century Joyo Information Technology Co., Ltd. Continúa la oferta de trabajo explicando que la compañía china fabricará pantallas con tecnología de electrohumectación que ya explicabamos en el año 2010 y que el centro de desarrollo seguirá estando en Holanda, donde radica Liquavista empresa que adquirió Samsung en el 2011 y que posteriormente vendió a Amazon por menos de 100 millones de dólares.

 

¿Qué ha ocurrido con la tinta electrónica a color?

 

Pues lo hemos ido viendo a lo largo de estos años, hay muchas tecnologías desarrollando el color en la tinta electrónica, pero básicamente las inversiones se han centrado en dos sistemas. Uno de ellos es la tecnología Mirasol impulsada por la empresa Qualcomm basada en el mismo principio que las alas de las mariposas, algunas plumas de los pavos y otras aves, que consiste en los reflejos iridiscentes de la luz cuando incide sobre algunas superficies. Esta técnica ha consistido en replicar este fenómeno de la naturaleza, incluyendo en cada pixel de la pantalla, una pequeña lámina de metal que se deforma de acuerdo a la tensión eléctrica suministrada, reflejando la luz con distintas características y tonalidades cromáticas. Se llegó a comercializar un ereader con esta tecnología en Corea, el Kyobo ereader que resultó un fracaso porque no se desarrolló un software adecuado y la calidad bajaba muchísimo con ángulos de visión no perpendiculares a la pantalla.

 

 

Fotografía de una pantalla Mirasol publicada en Engadget

 

La otra línea es la desarrollada por Liquavista basada en en las variaciones que experimentan algunos líquidos cuando se les aplica una carga eléctrica. El fenómeno lo hemos podido observar cuando hemos visto una capa de aceite flotando sobre el agua de un charco o estanque reflejando una rica gama de colores iridiscentes. En este caso los píxeles estarían constituidos por pequeñas bolsitas de plástico, llenas de agua y de aceite coloreado y cargado eléctricamente, con capacidad de reaccionar a un estímulo eléctrico.

 

Fotografía de una pantalla de Liquavista

 

De esta manera, se consigue el mismo fenómeno que en la tecnología Mirasol, pero por los vídeos que hemos visto, con mejores resultados tanto en el aspecto del ángulo de visión, como en la luminosidad alcanzada. Ambas tecnologías tienen la ventaja sobre la electroforesis de los ereaders actuales, basada en que pueden reproducir imágenes en movimiento, gracias a la alta capacidad de refresco de la pantalla.

 

Otras tecnologías como la llamada Triton de la empresa Eink, también han sido un fracaso

lo mismo ha pasado con Pixel Qi que finalmente no ha encontrado financiación y ha sucumbido a una situación marginal en el mercado. Posiblemente la poca diferencia en cuanto al consumo con las pantallas OLED haya sido una de las causas principales de esta caída en desgracia.

 

¿Por qué vendió Samsung Liquavista a Amazon?

 

Samsung es uno de los principales fabricantes de pantallas Led y Oled del mundo, hizo sus pinitos en el mundo de los ereaders con un excelente aparato pero todo se quedó ahí. Con la compra de Liquavista seguramente pensó en dar un giro al mercado con la introducción del color en la tinta electrónica, pero ocurre que justamente cuando compró esta empresa, las ventas de ereaders empezaron su decadencia a favor de las tablets con pantallas de LCD o LED con unas características superiores a la tinta electrónica en cuanto al color y al vídeo

 

Seguramente para la gran empresa coreana, invertir en un producto en el que no tenía mucha experiencia y que además llevaba emparejado el desarrollo de un ecosistema en el que también se vendieran libros no tenía mucho sentido, máxime cuando estaba en decadencia. Además se haría la competencia a sí mismo, porque estaba dedicando toda su capacidad, al desarrollo del nuevo mercado de las tablets, en el que ya tenía su tecnología desarrollada, como hemos visto estos últimos años en los que prácticamente ha terminado liderando las ventas de tablets.

 

Para Amazon sin embargo, las cosas eran distintas, ya tenía implementado su mercado de libros digitales por internet y su propio ecosistema con el Kindle. Nuevamente Jeff Bezos tuvo el acierto de adquirir la compañía Liquavista prácticamente a precio de saldo, para conseguir con ello dos objetivos: Primero eliminar la dependencia de la empresa Eink para la fabricación de sus ereaders y segundo desarrollar la tinta electrónica a color.

 

Amazon ya en 2013 empezó a disminuir dramáticamente los pedidos de ereaders a la empresa Eink y la empresa China, tuvo que empezar a diversificar su mercado para sobrevivir, lo que nos ha permitido ver aplicaciones nuevas en otros campos como el de las etiquetas de productos, wearables, y señalización en ciudades y aeropuertos, aunque ignoramos si esta estrategia le servirá para sobrevivir.

 

El primer objetivo de Amazon, parece que va por buen camino, y que en poco tiempo más tendremos una factoría en Shenzen produciendo pantallas de tinta electrónica a color, con los costes de fabricación controlados por el gigante vendedor americano. Hay que tener en cuenta que la tecnología de Liquavista tiene unos costes de elaboración muy similares a los de cualquier pantalla LCD y que además el 90% de la tecnología usada en fabricar pantallas de LCD se puede usar para manufacturar pantallas de Liquavista.

 

Respecto a lanzar la tinta electrónica a color, confesamos que en Zonaereader ya habíamos perdido la esperanza, de que alguna vez viéramos un aparato aceptable en el mercado visto el silencio y la opacidad de Amazon y Liquavista respecto a sus intenciones, pero mira por donde, parece que estábamos equivocados.

 

¿Qué pasará a partir de ahora?

 

Unir el color y la capacidad de reproducir imágenes en movimiento a la tinta electrónica, puede ser un avance revolucionario en nuestros hábitos de consumo.

 

El primero que lo haga, puede dar un puñetazo en la mesa y acaparar el mercado de las tablets, teléfonos móviles y demás dispositivos que necesiten pequeñas pantallas para funcionar.

 

Es más dudoso que la tinta electrónica pueda competir con la tecnología OLED de las grandes pantallas de televisión que tenemos hoy en día en las que es líder SAMSUNG. Mucho tendría que mejorar para que pudiera eclipsar a las pantallas flexibles y altamente eficientes de las televisiones planas actuales. Pero sin embargo en las tablets (que sustituirían a los actuales ereaders) y en los teléfonos móviles, su liderazgo sería indiscutible.

 

Una pantalla de tinta electrónica a color, que tendría que cargarse una vez por semana por ejemplo, y que pudiera visualizarse perfectamente bajo la luz del sol, no tendría rival en el mundo de las tablet y los teléfonos móviles.

 

Habrá que esperar todavía un tiempo para ver el primer prototipo de tablet de tinta electrónica a color de Amazon, —decimos tablet porque los ereaders dejarán de tener sentido— y aún así, seguramente nos enteraremos de ello, justo cuando se lancen al mercado, vista la opaca y hermética política de Liquavista y Amazon, pero en los próximos meses o tal vez para el año que viene, el mundo de las pantallas de dispositivos, puede tomar un rumbo totalmente distinto al actual. Nuestros hábitos de consumo cambiarán radicalmente y nuevamente eso lo hará un visionario que empezó su negocio en el garaje de su casa.

 

 

Fuentes: Amazon, Liquavista, Wikipedia y fuentes propias. 

 


Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (19)