¿MERECE LA PENA COMPRAR UN EREADER? | ZonaeReader | eBook, Libros Electronicos & Recomendados

¿MERECE LA PENA COMPRAR UN EREADER?

Muchas personas se hacen esta pregunta en estas fechas, y es normal, el consumismo nos marca los tiempos, los momentos de comprar y que comprar, y luego las marcas se pelean entre ellas por que les compremos a una determinada.

 

Las relaciones de producción han cambiado con las revoluciones tecnológicas del pasado siglo y de este. Hoy en día las fábricas están llenas de robots, los almacenes también, y prácticamente todos los procesos de fabricación se han automatizado, y siguen su ritmo ascendente. Ya se empieza a hablar de robots domésticos que harán todas nuestras tareas en casa y se ven algunos prototipos, que de momento no parecen muy versátiles, pero todo es cuestión de darles tiempo. Seguramente los pequeños robots que se pasean por nuestras casas limpiando el polvo, evolucionarán hasta algo más sofisticado con muchas más posibilidades.

 

Ni que decir tiene con respecto a la información, un campo en el que la electrónica ha dado saltos de gigante en el mismo periodo, eliminando millones de administrativos de las oficinas, y posibilitando un manejo de la información a nivel mundial que la burocracia antes de la electrónica, hubiera impedido.

 

El ser humano está siendo desplazado del sector productivo y del sector servicios cada vez con más fuerza. De la comercialización de productos, para que hablar. Se sigue el mismo proceso de concentración cada vez más en grandes empresas distribuidoras de bienes, en las que compramos lo que necesitamos y nos lo ponen en la puerta de casa, sin necesidad de desplazarnos a ningún comercio minorista.

 

Mientras el paro sigue aumentando, o se mantiene en la mayoría de países. ¿Sustituirá la revolución tecnológica a la que estamos asistiendo, los puestos de trabajo que está destruyendo? Es una buena pregunta, pero todavía no sabemos la respuesta. No es el mismo fenómeno que el del siglo XIX en donde las cosechadoras enviaron a millones de trabajadores del campo, a las fábricas generando un proletariado urbano que fue prosperando hasta convertirse en la clase media actual del primer mundo.

 

No es de extrañar con todos estos avances técnicos potenciados por el productivismo, que las empresas hoy en día sepan nuestros hábitos de consumo, nuestros gustos, nuestras “necesidades” y que en una simbiosis sociológica con las tradiciones, hayan estacionalizado la producción adaptándola a las fiestas de Navidad y los días y periodos que las grandes multinacionales han marcado. Tiene gracia que lo que antaño eran unos sencillos Reyes Magos, se hayan convertido en Papá Noel y Reyes Magos, ya no hay un día para la magia, ahora son dos. Tampoco valen solamente las rebajas de enero y de julio, ahora tenemos el “black friday” y también las fiestas de “Halloween”. Esta especie de neocolonialismo cultural nos ha invadido y nos incita a consumir en unas fechas determinadas del año, para que los comerciantes ordenen sus pedidos de una manera racional para sus intereses. Todo sea por la eficiencia en la distribución de bienes.

 

En nuestro caso, nos interesa responder a la pregunta de saber si interesa comprarse un ereader.

 

Esto es más sencillo de resolver de lo que creemos. ¿Lees menos de cinco libros al año? Si la respuesta es si, no te aconsejamos comprar un ereader.

 

Es como si decidieras comprarte una cafetera express para casa, pero no te gustara mucho el café y te tomaras uno o dos al mes. El gasto de la compra no te compensaría el desembolso.

 

Igual ocurre con estos dispositivos, si solo lees ocasionalmente y lo haces en casa cómodamente o en un hotel cuando te vas de vacaciones, no te merecerá la pena hacer el desembolso.

 

Por otra parte, hay que tener en cuenta que los ereaders contribuyen a frenar el cambio climático, pero sólo a partir de 20 libros leídos en este aparato, ya que haber evitado la impresión en papel de esos 20 libros, compensa las emisiones y la contaminación en la producción del ereader.

 

Si lees cinco o menos libros al año, tardarás como mínimo cuatro años en compensar el balance ecológico del ereader. En este tiempo, es muy probable que el aparato acabe desterrado por algún cajón, u olvidado en algún anaquel escondido de alguna estantería y entonces hayas vuelto a comprar otra vez libros de papel, que como producto de consumo es más atractivo (se puede tocar y estamos habituados a su uso).

 

En realidad, creo que esto es lo que está pasando con las compras compulsivas que se han ido produciendo estos años atrás, en los que parecía que la tinta electrónica iba a sustituir a las pantallas de LCD, TFT o LED, cuestión que no ha ocurrido, y que seguirá sin ocurrir hasta que se lance al mercado un ereader con tinta electrónica a color y con capacidad para reproducir vídeo. Hubo un momento en España que había más ereaders que títulos digitales publicados lo cual, era un anacronismo evidente.

 

Las ventas de ereaders primero se han estabilizado y ahora están en un ligero descenso, seguramente todavía les quede un tiempo de bajada, hasta que encuentre el equilibrio entre los nuevos consumidores y también con la “regeneración vegetativa de estos aparatos” por la renovación del parque de lectores por sus propietarios.

 

A partir de cinco libros al año, sería cuestión de planteárselo. En realidad, si lees un libro al mes por ejemplo, la compra ya es aconsejable, y si además el ereader lo compartes con el resto de la familia, decididamente te aconsejamos que lo compres, te va a ser muy útil.

 

Si lees habitualmente en el transporte público, sin duda alguna que te lo recomendamos. El ereader te va a venir muy bien, además es muy probable que si eres un lector habitual, tengas un serio problema de espacio en casa, ya no tendrás sitio para guardar los libros que te has ido comprando, y en un ereader caben miles de libros.

 

Todo esto está muy bien, pero ¿No están dejando de publicarse libros en formato digital? Pues nada más lejos de la realidad. La FGEE ha publicado que , hasta noviembre se habían registrado 68.246 libros, de los cuales un 26% (17.987) han sido en formato digital. Esta cifra es «prácticamente similar» a la del año pasado, si bien a falta de diciembre, se podrían superar los datos de 2014. En la pasada edición de Liber, la presidenta de la Asociación de Editores de Madrid, Rosalina Díaz, defendió que el crecimiento del libro digital podría ser mayor -representa un 5% de las ventas totales del sector- si no hubiera piratería o tuviera el actual IVA (del 21%).

 

La edición digital como vemos se mantiene y posiblemente terminará creciendo ligeramente sobre el año anterior. Ya no tendrás ningún problema en adquirir en formato ebook, cualquier título de los publicados en papel.

 

Mas información en la Guía para los que quieren comprar o regalar un ereader y en ¿Qué ereader comprar en estas fiestas?

 


Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (16)