¿Espionaje español y europeo al servicio del estadounidense?

 
El pasado 30 de octubre el diario “El Mundo” publicó un inquietante artículo  que desvelaba , aportando para ello uno de los documentos filtrados por Edward Snowden y obtenidos en exclusiva por “El Mundo”, que el CNI (Centro Nacional de Inteligencia ) colaboró con la NSA (Agencia Nacional de Seguridas de Estados Unidos) en el espionaje masivo a ciudadanos españoles .

 
Según los documentos filtrados los servicios de Inteligencia españoles no sólo conocían el trabajo de la NSA, sino que además le facilitaban sus tareas.
En esos documentos se muestran cómo diversos países , y parece ser que España en un lugar destacado, colaboran con la NSA para tener acceso a “la información de Inteligencia, incluyendo metadatos”.
 
“Según el documento filtrado (Sharing computer network operations cryptologic information with foreign partners) “Compartiendo información de computación en red  y criptología operacional con compañeros extranjeros) se clasifica la cooperación de los diferentes países en cuatro niveles.
 
España forma parte del grupo de “cooperación centrada”, junto a otros 19 países, todos europeos a excepción de Japón y Corea del Sur. Según este documento la NSA “debe evaluar cuidadosamente cualquier cooperación con los países de este grupo, con la meta de aplicar un criterio consistente para el beneficio neto de los intereses estadounidenses”.
Uno de los requisitos en este grupo es que los países que lo integren no deben tener programas de ataques de computación en red contra los Estados Unidos o sus intereses ( …), tienen que ser aliados seguros y deben ser capaces de proteger la información clasificada por los Estados Unidos”.
 
Se advierte, que estos países pueden recoger inteligencia contra los Estados Unidos a través de CNE (explotación de computación en red) y que por esta razón pueden compartir  CNE y CND (defensa de Computación en Red) por lo que puede suponer claros riesgos.
Y avisa, de que los “aliados” que supongan tales riesgos requieren una consideración especial antes de que cualquier cooperación sea aprobada”.
 
El documento explica cada paso de las operaciones, enmarcado en un plano de “orientación en cooperación extranjera en operaciones de computación en red”, dentro del director de Inteligencia Central (DCI)”. Se explican los diferentes tipos de operaciones de computación en red (CNO), cuyas “aptitudes e informaciones” serán compartidas entre los Estados Unidos y los países aliados a su política de espionaje.”
 
60 millones de llamadas españolas interceptadas entre diciembre de 2012 y enero de 2013.
 
Según el director de la NSA, el general Keith Alexander, es falso que esta haya espiado millones de llamadas telefónicas de ciudadanos en Europa, sino que las fuentes con las que trabajan incluyen datos recogidos legalmente y datos facilitados a la NSA por los socios extranjeros.
 
Algo que en cierta forma ha confirmado un artículo publicado  en  el Wall Street Journal,  en el que se asegura, citando a funcionarios estadounidenses, que el espionaje a millones de ciudadanos en Francia y España fue realizado por los servicios de inteligencia de esos países, que luego “compartieron los datos con la NSA”.
 
En cuanto a la versión española, el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Felix Sanz Roldán ha asegurado que el  CNI siempre trabaja dentro la ley, y que de ser necesario no tiene ningún reparo en comparecer ante cualquier comisión, de investigación del caso, en el congreso.
 
Solo nos queda por ver qué explicación nos dan  nuestros gobernantes respecto de estas acciones, y cómo las justifican.
 
 
Fuentes:
El mundo
Wall Street Journal
Ine.es


Consulta la comparativa de eReaders en Español, más completa de internet.

Podría interesarte...

También en redes sociales :)

 
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (9)